Ya llegaron las vacaciones de verano, y con ellas queríamos daros unos consejos sencillos y muy útiles para que no se dispare vuestro consumo de plástico.

Durante las vacaciones cambiamos nuestras costumbres y muchas veces es más complicado encontrar alternativas al plástico en los lugares donde vamos de vacaciones. Con estas sencillas recomendaciones podréis evitar una gran parte del uso del plástico en verano.

1. Usar botellas reutilizables de cristal o acero

Para manteneros hidratadas en estos días tan calurosos lo mejor es llevar una botella reutilizable que puedes rellenar fácilmente y así evitar el gasto y los residuos que representan los botellines de plástico. Además, no olvides que con el calor se favorece la filtración de sustancias nocivas derivadas del plástico al agua.

El truco de Sinplástico: Nosotras usamos una botella termo que mantendrá la bebida fresca durante todo el día.

2. Decir NO a las pajitas

Las pajitas de plástico son uno de los principales residuos que se encuentran en los océanos. Si bien es cierto que son divertidas para beber, no tienes que olvidar que frente a los pocos minutos que la usas, una pajita tardará cientos de años en desaparecer.

El truco de Sinplástico: Para evitarlo, en el momento de pedir la bebida avisar a la persona que nos atiende que no queremos pajita.

3. Comprar en los comercios y mercados locales llevando tus propias bolsas.

Nos vayamos de viaje o nos quedemos en casa, en vacaciones podemos disfrutar del tiempo para comprar de otra manera: privilegiar el comercio cercano, disfrutar los mercados de pequeños productores y comprar llevando nuestras bolsas y cestas. Este periodo es un buen momento para poner en marcha nuevas formas de compra que se convertirán en nuevos hábitos de consumo.

El truco de Sinplástico: Nosotras tenemos siempre, en el bolso, en el coche o en la capazo de la playa, un par de bolsas de tela. Nos permiten hacer compras imprevistas sin tener que usar bolsas de plástico.

4. Utilizar vajilla reutilizable para los picnics.

Las vacaciones son, a menudo, sinónimo de picnics en la playa, el monte o el campo. También suelen incluir viajes largos con paradas para comer. Para evitar los residuos de envases y vajilla desechables, así como el problema para la salud que representa de estos productos, puedes optar por cubiertos, platos, vasos y fiambreras reutilizables. Es una opción mucho más ecológica y económica.

El truco de Sinplástico: Nosotras siempre tenemos un juego de cubiertos reutilizables para hacer frente a eventuales picoteos. No pesan mucho y evitan el consumo de tenedores y cucharitas de plástico. Lo mismo podemos hacer con un vaso de acero ligero, te permitirá pedir bebidas frescas para llevar sin tener que usar un vaso de plástico. E incluso podrás usarlo de tarrina para el helado si no eres muy de cucurucho.

Con estos 4 consejos os aseguráis unas vacaciones con poco plástico, más ecológicas y saludables. Os invitamos a compartir vuestros propios trucos en nuestro Facebook o Twitter.