El jabón de Marsella es unos de nuestros productos residuo cero favoritos. A pesar de lo que pueda sugerirnos su sencilla formula, es un producto totalmente multi-uso.

Elegir bien tu jabón de Marsella.

Existen muchas imitaciones del jabón de Marsella. Por eso es muy importante saber qué es realmente, y cómo elegirlo bien. Existen solo 4 empresas que fabrican jabón de Marsella de manera tradicional. Por ello, la gran mayoria de los productos que usan el nombre «jabón de Marsella» no lo son realmente.

Para saber si tu jabón es realmente de Marsella, éstos son los criterios básicos que debes analizar :

  • no lleva más de 6 ingredientes.

  • no lleva perfumes o fragancias añadidas.

  • es de color verde debido a la gran cantidad (72%) de aceite de oliva. Si es blanco significa que está fabricado con aceite de palma y no de oliva.

  • está fabricado en Francia.

6 usos del jabon de Marsella.

Te aconsejamos comprar el jabón en cubo de 400 gramos o medio kilo. Es más económico y lo puedes partir con un cuchillo dentado para darle varios usos.

Aquí van algunas ideas para usar tu jabón de Marsella :

  • Te permite sustituir el gel de ducha envasado. Está indicado para todo tipo de pieles, incluso las pieles sensibles o alérgicas . Lo puedes usar tanto para las manos, como la cara y el cuerpo. No reseca la piel debido a su base de aceite de oliva.

  • Se puede usar para fregar los platos. Pon un poco de jabón de Marsella en tu estropajo o en un cepillo para la vajilla y frota 😉 Es muy eficiente y económico.

  • Es muy bueno como quitamanchas. Moja la tela manchada, frótala con jabón de Marsella. Deja actuar unos 20-30 minutos y aclara. Si es necesario, repite el proceso una segunda vez.

  • Nosotras lo usamos para limpiar todo tipo de superficies. Lo usamos solo o mezclado con agua y lo usamos para limpiar la ducha, encimeras, lavabos y fregaderos o suelos. Una vez que tengas limpias las superficies, te recomendamos que pases un paño o fregona con unas gotas de vinagre blanco (solo o diluido en agua) para que vuelvan a brillar.

  • Es muy eficiente como insecticida natural. Raya el jabón y mezcla 2 cucharas con agua caliente en una botella tipo spray. Para eliminar plagas , pulveriza esta mezcla en las plantas afectadas.

  • Hacer el jabón de la ropa con tu pastilla de jabón de Marsella es muy fácil y económico. No hace falta recordar que los detergentes tradicionales llevan muchas substancias químicas que pueden ser dañinas para tu salud y para el medio ambiente. Nosotras optamos por fabricar nuestro detergente con ingredientes simples y naturales.

Y aquí te dejamos nuestra receta de jabón de la ropa casero:

340g de jabón de Marsella rallado (El rallador de queso funciona muy bien 😉 )

Un cuarto de carbonato sódico (o de sodio) 85g.

(Cuidado no confundir con la sosa cáustica, la formula del carbonato de sodio es Na2CO3. Manipular con precaución y leer las instrucciones antes del uso)

Un cuarto de bicarbonato de sodio : 85g.

Mezclar y ya tenéis un detergente natural para la ropa de toda la familia. Nosotras usamos entre 1 y 2 cucharas soperas (en función del tipo de tela y de si está muy sucia la ropa o no) directamente en el tambor de la lavadora

  • Algunos trucos más :

– Si la ropa que vas a lavar es blanca se puede añadir un poco de percarbonato de sodio.
– En vez del suavizante usamos vinagre blanco.

En resumen, el jabón de Marsella no sólo es bueno para tu piel, sino que es también el producto indispensable en una casa minimalista y saludable ya que te permitirá reducir el uso de químicos en casa.

Jabón de Marsella