Agosto. Solo pronunciar su nombre da calor, ¿verdad? Y es que estamos en este punto del verano en el que las temperaturas alcanzan sus máximos y al llegar a casa buscando la sombra debajo de las cornisas lo único que te apetece es beber dos litros de agua.

Por eso te hemos preparado una selección de recetas zero waste para que dejes de sudar y refresques tus días vayas donde vayas: de picnic, al trabajo, a la piscina, a la playa o de ruta por la montaña.

Apunta:

ENSALADA DE FRUTA MONOCROMÁTICA

macedonia macrobiotica

Además de fresca, sana y zero waste, esta ensalada de temporada inspirada en la monochromatic salad de Cup of Jo es carne de Instagram. Ideal para un tentempié de media mañana o para servir como postre en una barbacoa veraniega, lo que está claro es que será la sensación de la mesa.

Ingredientes:

  • 1 cuarto de sandía.
  • 1 puñado de cerezas.
  • 1 puñado de ciruelas.
  • 1 puñado de frambuesas (o moras a partir de septiembre).
  • 1 melocotón.
  • Y cualquier otra fruta roja que encuentres, siempre que sea de temporada.

Preparación:
Corta la fruta. Mézclala con un pelín de gusto. ¡Tachán!

Dónde conseguir los ingredientes a granel:
En tu frutería habitual… o en tu huerta. Para evitar el plástico al comprar las frutas más pequeñas, como las cerezas o las frambuesas, lleva al mercado tus propios recipientes de acero inoxidable.

El resto, puedes meterlas directamente en bolsas de algodón para comprar a granel.

Cómo transportarla:
Esta ensalada se merece un transporte a la medida de su belleza. ¿Por qué no uno de nuestros preciosos tarros de vidrio ?

ENSALADA DE GARBANZOS Y PEPINO

ensalada de garbanzos

Esta ensalada basada en la receta de El Comidista es un imprescindible en nuestro menú veraniego por dos razones: la primera, está para chuparte los dedos; y la segunda, es una receta muy práctica para llevar al trabajo.

Ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos.
  • 1 pepino.
  • 1 yogur griego o 1 taza de cuscús (para dietas vegetarianas y veganas)*
  • 1 limón.
  • 1 cucharada de menta picada.
  • 1 cucharada de perejil picado.
  • ½ cucharadita de eneldo picado.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Sal y un diente de ajo.

*No recomendamos combinar yogur con garbanzo si sigues una dieta vegetariana, ya que el lácteo reduce la capacidad de absorción de la proteína de la legumbre.

Preparación:

  • Pon a cocer los garbanzos.
  • Mezcla el yogur con el eneldo, la menta, una pizca de ralladura de limón, sal, pimienta y un ajo bien picado para conseguir la salsa. Si eres vegetariana o vegana, cambia el yogur por un chorrito de aceite de oliva y añade media taza de cuscús hervido.
  • Pela el pepino y córtalo en cubitos. Cuando los garbanzos estén cocidos, mézclalo, añade un chorrito de zumo de limón y el perejil y déjalo macerar durante media hora.
  • Escurre bien, echa una pizca de sal y añade la salsa.

Dónde conseguir los ingredientes a granel:
Las hierbas aromáticas, el ajo y el limón, en tu frutería de barrio. Las especias, el cuscús y los garbanzos, en tu tienda a granel más cercana.

El yogur, puedes hacerlo tú mismo sin yogurtera o comprarlo en tarro de cristal reutilizable en cualquier tienda ecológica o supermercado.

Cómo transportarla:
Utiliza un recipiente de acero inoxidable para mantener tu ensalada fresquita en el camino a la oficina.

 

HELADO CASERO ULTRA-FÁCIL CON FRUTA MADURA

helado casero ultra fácil

 

Esta receta de aprovechamiento se ha ganado el puesto de postre del verano para nuestras hijas. Y no es de extrañar. No solo es residuo cero, sencilla y saludable, sino que también está riquísima.

Ingredientes:

  • Cualquier fruta madura a punto de estropearse que tengas en la cocina.
  • Yogur o bebida vegetal.
  • Chocolate, frutos rojos (opcional)

Preparación:

  1. Congelar la fruta madura pelada y en cubitos.
  2. Cuando se quiera consumir el helado, sacar la fruta, añadir leche vegetal o yogur y triturarla.
  3. Si es una fruta que contiene mucha agua como el melón, la naranja o la sandía, mezclar con algún zumoo triturar sin añadir nada.
  4. ¡A disfrutar!

Dónde conseguir los ingredientes a granel:

Si vives en un pueblo con máquinas expendedoras de leche (habituales en zonas del norte como Cantabria o Euskadi), puedes comprar la leche con tu botella de vidrio reutilizable.

Si no es el caso, cada vez hay más lecherías que venden a granel (para encontrar las más cercanas echa un vistazo a este mapa) y supermercados donde comprar leche y yogures envasados en cristal.

Cómo transportarla:

Créenos, prefieres que esas pequeñas y pegajosas manos no transporten su helado más allá de la cocina. Pero lo que sí te recomendamos es servirlo en estas tazas de acero inoxidable con pajitas de granizado.

RECETA DE YOGUR AL HORNO DE LA MADRE DE MARION

yogures caseros

Las madres saben. Y las nuestras, un montón. Esta receta de yogur casero al horno de la madre de Marion hará que te chupes los dedos.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche entera bio.
  • 1 yogur.

Preparación:

  1. Pon a hervir la leche hasta su punto de ebullición.
  2. Retira del fuego y baja la temperatura hasta unos 55 grados sumergiendo parte de la cacerola en agua fría durante un par de minutos.
  3. Cuando la leche esté a 55 grados, agrega el yogur.
  4. Bate la mezcla para evitar los grumos y llena los botes de vidrio.
  5. Hierve los botes llenos de la mezcla al baño María.
  6. Hornea a 50 grados durante 3 horas y cuarto.
  7. Deja enfriar los yogures y mételos en el frigorífico. En 12-24 horas estarán listos para consumir.

Dónde conseguir los ingredientes a granel:
Si vives en un pueblo con máquinas expendedoras de leche (habituales en zonas del norte como Cantabria o Euskadi), puedes comprar la leche con tu botella de vidrio reutilizable.

Si no es el caso, cada vez hay más lecherías que venden a granel (para encontrar las más cercanas echa un vistazo a este mapa) y supermercados en los que conseguir la leche y el yogur envasados en cristal.

Cómo transportarla:
Puedes usar botes pequeños de este estilo que tienen la ventaja de tener tapa de cristal. También puedes reutilizar botes de conservas.

AGUAS DE FRUTA

agua de frutas

Vale. No es una receta de comida. Pero te lo prometemos, tienes que probar este agua de frutas basada en la receta de Jamie Oliver. Es perfecta para servir como alternativa a los refrescos azucarados o para añadir un poco de alegría a una barbacoa en casa.

Ingredientes:

  • 1 litro de agua del grifo (puedes filtrarla utilizando el filtro de carbón activo Binchotan).
  • Cualquier fruta de temporada (sandía, melocotón, fresas, limón), menta o pepino.
  • Cubitos de hielo (si no tienes cubitera, usa estos de acero inoxidable).

Preparación:

  1. Llena una jarra con agua del grifo y los cubitos de hielo.
  2. Escoge los ingredientes que añadirás. Por ejemplo, puedes combinar fresas con menta, limón y pepino, o sandía y melocotón.
  3. Deja reposar 20 minutos et voilà! Listo para servir.

Dónde conseguir los ingredientes a granel:
Puedes conseguir todo lo que necesitas en tu frutería habitual.

Cómo transportarla:
Los mejores acompañantes de una bebida tan llamativa son, sin duda, nuestros juegos de jarras de cristal con pajita de acero inoxidable incluida. Quedará bien tanto en un sencillo vaso con pajita como en una jarra con asa. Y si quieres impresionar, ¡sírvela en este recipiente de vidrio reciclado con forma de calavera!

¿Te ha entrado el hambre? Pues ponte el delantal y manos a la obra.

 

utensilios cocina zero waste