El filtro de carbón Binchotan es el filtro más eficiente y ecológico para purificar y mineralizar el agua. Aquí van algunos consejos para usarlo:

Antes del primer uso:

  • Lavar el carbón Binchotan debajo del grifo cepillándolo suavemente para quitarle  eventuales restos de polvo, ceniza u hollín.
  • Hervir el carbón en un cazo con agua durante 10 minutos.
  • Dejar enfriar.
  • Depositar suavemente (para que no se rompa) el trozo de carbón en el fondo de una botella o jarra.
  • Llenar la botella de agua.

Qué recipiente usar:

  • Recomendamos usar un recipiente de vidrio o de acero inoxidable.
  • Usa una botella de boca ancha para que la manipulación del Binchotan sea más fácil.
  • Elige tu carbón en función de la capacidad de tu recipiente.

Uso cotidiano:

  • Filtra el agua durante 4 a 8 horas, aunque podemos notar la diferencia de sabor a la hora de funcionamiento.
  • Para un mejor rendimiento, nosotras usamos 2 botellas. Una en la que dejamos permanentemente el carbón. Y otra para guardar el agua filtrada.
  • Llenamos la botella que contiene el  carbón. Despues del tiempo de filtrado ( 4-8h) pasamos el agua a la otra botella y volvemos a llenar la botella que lleva el Binchotan.

Mantenimiento:

  • Cada 3/4 semanas hervir el carbón Binchotan durante 10 minutos para reactivarlo y que suelte lo que ha filtrado.
  • El carbón Binchotan es efectivo durante 3 meses.

Dudas y preguntas frecuentes:

  • El Binchotan siempre tiene que usarse con agua potable.
  • Debemos evitar que el agua esté en contacto con el Binchotan más de 48 horas.
  • El agua se filtra a temperatura ambiente. No es necesario calentarla.
  • El agua, una vez filtrada, mantiene sus beneficios incluso si se cambia de botella y no está en contacto con el Binchotan.
  • El agua filtrada es apta para uso de bebés. Solo hay que tener cuidado que ningún trozo de carbón se haya desprendido.
  • No debemos usar el carbón Binchotan con aguas aromatizadas, zumos, infusiones, tés, etc. Filtrar primero el agua y luego preparar la bebida.
  • Es habitual que el carbón desprenda unas partículas o fragmentos en el agua. No pasa nada, se pueden ingerir, el carbón Binchotan es inofensivo.
  • El carbón Binchotan se puede depositar en el compost o en el contenedor de orgánicos. Sin embargo, puedes darle una segunda vida. Puede ser usado de abono de tus plantas, desodorante contra los malos olores de zapatos y zapatillas de deporte, o de la bandeja de arena de tus gatos gracias a su superficie porosa. También es muy útil para atrapar la humedad de recipientes, cajones o armarios. Por último, se comenta que el Binchotan podría ser muy útil como protección contra las ondas electromagnéticas colocandolo entre el usuario y el aparato electrónico para limpiar el aire.