Vivimos en una sociedad en la que la apariencia física es muy importante. Está mal visto que las mujeres salgan de casa sin maquillar o que no se depilen, y que los hombres no vayan con la cara perfectamente afeitada o con la barba recortada y arreglada.

En Sinplástico defendemos la belleza natural pero, y sin llegar al tópico de que la verdadera belleza está en el interior, entendemos que cada persona vive su estética de manera libre y que la solución al exceso de plástico que usamos para ponernos guapas y guapos no puede estar basada en la negación y eliminación de este tipo de productos.

Echando un rápido vistazo a vuestro cuarto de baño, habréis notado que tenemos tendencia a usar demasiado plástico a la hora de cuidar nuestra apariencia física: múltiples productos y artilugios para maquillarse los ojos, cuchillas de afeitado desechables, botes de esmalte de todos los colores o infinidad de potingues para borrar hasta el último defecto de nuestra piel. Las grandes marcas y los medios de comunicación han sabido convertirnos en acumuladores compulsivos de productos de belleza. Y como resultado de estos excesos, hemos llenado nuestros cuartos de baño de infinidad de botes y accesorios de plástico de usar y tirar.

Para ayudaros a poner orden en este caos, a tener hábitos más saludables y a reducir nuestro impacto en la naturaleza, os proponemos algunos consejos, muy sencillos y prácticos, con los que reducir el consumo de plástico en vuestros rituales de belleza:

  • Analiza tu neceser para saber exactamente qué maquillaje realmente usas y necesitas, y poder reducir así tus productos a lo estrictamente esencial, resistiendo al consumismo que nos impone la publicidad.
  • Elije productos de maquillaje con envases no plásticos. Existen varias marcas que proponen envases con poco o nada de plástico.
  • Pásate al afeitado tradicional, es un afeitado mucho más respetuoso con tu piel, con el planeta y con tu bolsillo!
  • Evita los accesorios desechables como las toallitas desmaquillantes, las cuchillas de usar y tirar o las bandas de cera depilatoria. Existen opciones reutilizables y ecológicas muy eficientes para sustituirlas.
  • Opta por cosméticos naturales y ecológicos para tu maquillaje y afeitado ya que muchas de las cremas que encontramos en el mercado llevan micro-plásticos y productos químicos que contaminan los océanos y son muy perjudiciales para nuestra salud.

Y sobre todo, no te olvides que, por la gran influencia que tienen sobre nosotras los medios de comunicación, los cánones de belleza -que han sido históricamente variables y que no son comunes en las diferentes culturas- nos llevan a minusvalorar todo aquello que no se ajusta a los mismos y a asimilar erróneamente estos cánones con el éxito tanto emocional como profesional y social. Esta confusión entre deseo y belleza, entre éxito y apariencia conlleva numerosos problemas de frustración ante el propio cuerpo.

¿Estar guapa o estar guapo? Esa no es la cuestión… porque, natural-mente, ya eres guap@.