Puede que tu hogar esté lleno de plástico pero, también, sin darte cuenta, de tóxicos que pueden perjudicar tu salud y la de las personas que más quieres. Para dar respuestas a cómo combatir este problema hemos acudido a Carlos de Prada, responsable de la campaña Hogar sin tóxicos de la Fundación Vivo Sano.

¿Qué es hogarsintoxicos.org? ¿Cuáles son sus objetivos?

Hogar sin tóxicos es una campaña que persigue que se reduzca la exposición humana a una serie de contaminantes que miles de investigaciones científicas asocian a problemas de salud (asma, alergias, cánceres, infertilidad…). Especialmente nos centramos en el hogar, que es un espacio clave, ya que los occidentales pasamos más del 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados, y singularmente en el hogar. En él, a través de la inhalación, la ingestión o la absorción a través de la piel, nos vemos expuestos a infinidad de sustancias contaminantes que pueden estar presentes en ambientadores, pesticidas domésticos, pinturas, plásticos, productos de limpieza… Sustancias que, con frecuencia incluso a niveles muy bajos de concentración, pueden causar efectos perjudiciales singularmente en mujeres embarazadas y niños pequeños. Queremos que se aplique, aunque cada vez se haga menos, el principio de “más vale prevenir que curar”, porque hoy en día sabemos que muchas enfermedades están ligadas a factores ambientales. A través de libros, cursos, conferencias y de nuestra web hogarsintoxicos.org, mostramos qué tóxicos puede haber en el hogar, en qué productos suelen hallarse, qué efectos pueden causar y qué alternativas existen para poder eliminar o reducir su presencia. Además de esta tarea de divulgación, también desarrollamos campañas específicas para conseguir la eliminación de algunos contaminantes.

¿Cuáles son los 5 tóxicos más comunes que nos podemos encontrar en un hogar? ¿Cómo evitarlos fácilmente?

Es difícil hablar solo de unas pocas sustancias, ya que son miles los diferentes tóxicos que pueden estar presentes en un hogar. No nos damos cuenta de que nuestro entorno químico no tiene nada que ver con el que tenían, por ejemplo, nuestros abuelos y abuelas.  En 2007 se pre-registraron en la Agencia Química Europea (ECHA, European Chemicals Agency) 143.000 sustancias químicas sintéticas para ser usadas en Europa, muchas de las cuales han acabado integradas en productos de consumo que podemos encontrar en nuestros hogares. Aunque solo se ha estudiado una mínima parte de esas sustancias y de los efectos nocivos que pueden tener en nuestra salud, se sabe que son cientos los que pueden perjudicarnos. Entre los grupos de sustancias que preocupan a los científicos podríamos destacar el de los bisfenoles (sobretodo el bisfenol A), el de algunos ftalatos, el de los retardantes de llama, el de los pesticidas domésticos así como el de algunas sustancias que pueden encontrase en ambientadores y productos de limpieza. En nuestra web y en el libro de la campaña (que puede descargarse gratuitamente), damos consejos sencillos y concretos que nos ayudaran a reducir la presencia de contaminantes químicos en nuestro entorno. Como alternativa aconsejamos que se limpie la casa con vinagre, limón y bicarbonato, o con productos de limpieza ecológicos, que no contienen este tipo de sustancias. También hay podemos encontrar en el mercado pinturas ecológicas basadas en aceites vegetales, o ambientadores naturales… En fin, hay muchas opciones.

¿Es posible vivir en un hogar libre de tóxicos en las grandes ciudades?

Libre al 100% es difícil. Pero cualquier disminución en nuestra exposición a contaminantes químicos reduce en gran medida el riesgo a una serie grave de problemas de salud. Siguiendo nuestros consejos podemos reducir notablemente la presencia de muchos tóxicos en nuestro hogar y, con ello, en nuestros organismos.

Aunque a nivel personal podemos realizar muchos cambios, ¿cuál es el mayor problema de salud al que tenemos que enfrentarnos a nivel global?

Es difícil decir cuál es el mayor problema en relación con factores ambientales tales como los productos químicos. Uno de ellos, en mayor o menor medida, es el cáncer. Hace poco la Organización Mundial de la Salud nos advertía que la incidencia del cáncer iba a crecer nada menos que un 70% en los próximos 20 años. La tendencia ha sido la misma en las últimas décadas. Y, sin duda, ni en ésta ni en otras enfermedades se está haciendo lo debido en cuanto a prevención primaria se refiere, una parte nada despreciable de la cual, debería tener que ver con esta reducción en la exposición a contaminantes químicos, como señala, por ejemplo, el Panel Presidencial del Cáncer de los Estados Unidos. Lo mismo, en mayor o menor medida, podría decirse de problemas de salud pública como las alergias, la infertilidad, los problemas neuroconductuales infantiles. etc.


¿Quién es Carlos de Prada?

  • Periodista especializado en ecología. Experto en cuestiones ambientales.
  • Forma parte de diversas entidades ligadas a la conservación de la naturaleza.
  • Premio Global 500 de la Organización de las Naciones Unidas (2000) y Premio Nacional de Medio Ambiente (1997), entre otros muchos.
  • Responsable de la campaña Hogar sin Tóxicos de la Fundación Vivo Sano.
  • Colaborador habitual como experto en temas ambientales en prensa escrita y radio.