¿Qué es la COP 21?

La COP 21 es la Conferencia de la Naciones Unidas sobre el clima que tiene lugar en París del 30 de Noviembre al 11 de Diciembre del 2015. Reúne a más de 185 Estados que van a intentar alcanzar el primer acuerdo mundial contra el cambio climático.

Un acuerdo fundamental

El éxito de la COP 21 es fundamental en la medida que se considera como la última oportunidad para conseguir un acuerdo mundial sobre el cambio climático. Si no se llega a un acuerdo, además de mostrar la impotencia de las Naciones Unidades para llegar a una solución sobre este tema, podría significar el fin de los intentos internacionales para implementar acciones que frenen el cambio climático.

Solo el acuerdo no es suficiente

Llegar a un acuerdo es imprescindible para poder frenar de manera real el calentamiento global. Sin embargo, los cambios no sólo deben venir de arriba. Cada ciudadana y ciudadano tiene también su responsabilidad en este tema. Desde Sinplástico queremos hacer hincapié en el poder que tenemos todas y todos, y que muchas veces olvidamos.

Si es cierto que los gobiernos y las grandes empresas tienen mucho peso en el destino climático del planeta, las emisiones de CO2 tienen que ver con cada una de nosotras.

Como consumidoras y consumidores tenemos un poder real, podemos apostar por otro tipo de consumo, podemos transformar el mundo. A nivel local hay muchas iniciativas por hacer y con gestos simples podemos reducir mucho nuestro impacto.

Aquí, os dejamos lo que consideramos el top 5 de las cosas concretas que podemos hacer para reducir nuestras emisiones:

  1. Limitar nuestro consumo de carne. La industria cárnica es una de las primeras emisoras de gases de efecto invernadero. Sin llegar a una dieta vegetariana, podemos reducir, de manera sencilla, nuestro consumo de carne e ir hacia un consumo más ecológico y responsable de alimentos de origen animal.
  2. Consumir alimentos locales y de temporada. El transporte de los productos alimenticios genera muchos gases de efecto invernadero. Consumir local es una manera muy eficiente de reducir nuestro impacto climático y de apoyar la economía local.
  3. Reducir nuestro consumo energético en casa usando de manera responsable los aparatos eléctricos y cuidando el aislamiento térmico de nuestros hogares.
  4. Cambiar de proveedor eléctrico. Existen cooperativas eléctricas que nos aseguran una energía 100% verde.
  5. Caminar, usar los transportes públicos o una bici. Desengancharse del coche y transformar los trayectos en momento de lectura, o de ejercicio físico si vamos andando o en bici.

Y por supuesto, decir adiós al plástico de usar y tirar. La fabricación de los objetos de usar y tirar consume mucha energía y es responsable de emisiones escandalosas frente a la brevedad de su vida útil. Y eso por no hablar del impacto climático que generan la gestión de estos residuos.

Por ello, mientras esperamos que la COP 21 sea el escenario de un acuerdo histórico, cada una podemos comprometernos con el clima poniendo en práctica estos gestos sencillos que os hemos propuesto.