¿Hay algo más importante que nuestra salud? No. Si queremos apostar por nuestra salud, nada mejor, que consumir productos naturales y ecológicos. Cuanto más sana sea nuestra alimentación mucho mejor funcionará nuestro organismo. No cabe ninguna duda, y es que la salud comienza con los alimentos que ingerimos, por tanto, consumir productos ecológicos es un paso muy importante.

Posibilidades y ventajas de los productos ecológicos:

1) Evitaremos exponernos a muchas sustancias nocivas, ya que dichos productos no se tratan con ningún tipo de pesticidas. Hay que tener muy presente que algunos de los productos químicos no son tan fáciles de eliminar en cualquier alimento, sólo lavarlos no es suficiente. Por tanto, es mejor minimizar lo riesgos de exposición consumiendo alimentos no tratados.

2) Dichos alimentos nos aportarán un mayor número de nutrientes y vitaminas sobre todo si los elegimos locales y de temporada porque estarán recién cosechados.

3) Es de suma importancia que el aspecto de los alimentos no nos lleve a posibles engaños. Posiblemente tanto las frutas como las verduras no tengan una apariencia perfecta, no obstante, su sabor será mucho mejor y natural ¿Cuántas veces comemos ensaladas insípidas?

4) Estaremos seguros que no han sido manipulados genéticamente. Directamente nos dará una mayor tranquilidad y estaremos más tranquilos con lo que comemos y damos de comer a nuestros hijos.

5) Tienen un impacto muy positivo sobre la calidad de los suelos. La agricultura ecológica es mucho más respetuosa de los suelos y comprar productos naturales es apostar por la seguridad alimentaria a nivel local.

6) Si los elegimos locales y los compramos en pequeños comercios suprimiremos intermediarios innecesarios y consumiremos productos totalmente naturales y de la tierra. Además será mucho más agradable hacer la compra.

Podemos confirmar de primera mano que consumir productos ecológicos es algo fundamental y necesario si querremos cambiar el sistema en el que vivimos. Es una buena manera de poner un granito de arena para que nuestro planeta sea más sostenible y, por tanto, que las generaciones futuras puedan gozar de él.