Desde que la pandemia de la COVID19 llegó a nuestras vidas, la limpieza y desinfección se ha convertido en un tema de tertulia habitual.

En estos meses hemos visto cómo la lejía se utilizaba a discreción, incluso en espacios naturales como playas o en los hogares se acumulaban productos desinfectantes que, además de ser perjudiciales para la salud y el medio ambiente por su toxicidad, se comercializan en envases de plástico desechables.

Las especialistas en biología llevan tiempo advirtiéndolo: utilizar desinfectantes tóxicos puede ser ineficaz e incluso contraproducente. Y el aumento del consumo de plásticos por la crisis del coronavirus es evidente (a pesar de que el plástico es el material en el que más tiempo sobrevive el patógeno).

Por eso, para ponerle freno al uso de tóxicos y plástico en la batalla contra el coronavirus, en este artículo queremos contarte cómo limpiar y desinfectar tu hogar sin utilizar lejía ni plásticos.

Vamos allá:

1. Jabón de marsella, la alternativa a la lejía

Según este artículo de National Geographic, la lejía no es necesaria para desinfectar. Basta con una combinación de agua y jabón para evitar que el virus sobreviva.

Así que no, no es necesario que limpies tu casa con lejía o alcohol para combatir el coronavirus. La mezcla de agua y un sencillo jabón en base de aceite como este cubo de jabón de Marsella servirá para desinfectar tu hogar.

Además, si quieres saber los trucos para limpiar tu hogar sin tóxicos con recetas caseras te recomendamos que visites el post “10 productos eco que puedes hacer en casa (porque el medio ambiente necesita menos).

BOTON COMPRAR N

2. Bayetas biodegradables de algodón y celulosa, di adiós al plástico

Nada mejor para limpiar una superficie lisa que una bayeta de toda la vida, ¿verdad?

Pues lo cierto es que las bayetas tradicionales contienen microfibras sintéticas que escapan por las tuberías y llegan al mar contaminando ecosistemas y entrando en la cadena trófica.

Pero no te preocupes porque, para evitarlo, solo tienes que pasarte a las bayetas biodegradables de algodón y celulosa que, al final de su vida, se descomponen en contacto con los elementos.

Las encontrarás en formato individual, tamaño grande, o en rollo para que, además de cuidar el medio ambiente, te ahorres unos cuantos euros.

3. Estropajos vegetales de esparto y luffa, los invencibles

Para las manchas difíciles de superficies delicadas o antiadherentes, los estropajos vegetales son la solución.

Olvídate de los estropajos sintéticos que desprenden microplásticos en la primera pasada porque los vegetales de luffa o esparto son igual de eficaces y ecológicos, además de uno de los productos más baratos de nuestra tienda.

Cultivados en España, cuestan solo unos pocos euros pero sus resultados valen su peso en oro.

4. Estropajos de cobre, para toda la vida

Las manchas más persistentes de todo tipo de superficies (incluso las más delicadas como el mármol o el cristal) no se resisten a un buen estropajo de cobre.

El cobre es un material no tóxico, duradero (si lo cuidas, estará contigo años) y 100% reciclable que, además, no raya las superficies y limpia a conciencia.

Sin llegar a tres euros por unidad, el estropajo de cobre es la mejor opción para una limpieza profunda, ecológica y sin plásticos.

5. Cepillos de madera, no solo para la vajilla

¿Tu bañera, plato de ducha o lavabo necesita un repaso? Los cepillos de madera van al rescate. Sus cerdas vegetales y sus mangos alargados permiten imprimir la fuerza suficiente a tus movimientos para que la suciedad desaparezca casi sin esfuerzo.

Limpialos y déjalos secar al aire después de utilizarlos y tendrás cepillos para rato.

6. Cepillos de dientes de madera, la limpieza ultraeficiente

Pero, ¿qué hace un cepillo de dientes en esta lista?”, te preguntarás.

Pues fácil. Los cepillos de dientes son ideales para acabar con la suciedad acumulada en puntos de difícil acceso como la parte de detrás de los grifos o las juntas de los azulejos.

Como te imaginarás, no te recomendamos utilizar uno nuevo para esta función, pero una vez que has usado el tuyo durante un tiempo puedes hervirlo para desinfectarlo y limpiar con él huecos complicados.

Limpia tu hogar sin lejía y tóxicos con los básicos de limpieza Sinplástico

P.D. ¿Qué te ha parecido esta lista para limpiar y desinfectar tu casa sin lejías ni plásticos? ¿Tienes alguna duda? Compártela en comentarios y te la solucionamos.