Hasta no hace demasiados años, a la hora de comprar algo se buscaba la calidad y la excelencia; especialmente cuando era para tu casa. Regía la filosofía del “para toda la vida”. Eran objetos duraderos, que se podían reparar, fabricados cerca de casa, hechos de materiales nobles, etc. Las botellas, por ejemplo, se retornaban, […]