A primera vista, el plástico parece el material perfecto: es maleable, resistente… y económico. Muy económico.

Dependiendo del tipo de plástico, el kilo de materia prima virgen puede costar varios céntimos o unos pocos euros, siendo incluso más barato que el reciclado. Por eso, fabricantes y consumidores de todo el mundo han caído en sus […]