Todas estamos deseosas de irnos de vacaciones, solete, calor, salir de la rutina, conocer nuevos lugares, culturas, personas … ¿Nos encanta, verdad?

Desde Sinplástico queremos hacer un llamamiento a todas las personas aventureras para proponeros un reto.

¿Te atreves a hacer unas vacaciones Zero Waste?

Sigue con nosotras este pequeño itinerario para organizar tus escapadas de manera sostenible, siguiendo con tu filosofía de vida; allá vamos.

Antes de todo, tenemos que calentar, así que vamos a empezar con una reflexión, queremos plantearos las vacaciones como un momento de cambio. Un espacio de cariño, en el que nos permitimos cambiar nuestros hábitos, comer sano, cocinar más, maquillarse menos, en definitiva vivir una vida más slow :P.

  1. Primer paso, agárrate que vamos:

¿Cúal es el tema de tus vacaciones? Parece una pregunta obvia pero vamos a empezar por el principio.

Te gustan las vacaciones en la naturaleza, mar, montaña, descubrir nuevos horizontes… o eres más urbanita y buscas el intercambio cultural por encima de todo. Estamos todas de enhorabuena porque hay opciones para todos los gustos y colores. ¡Qué planeta más bonito tenemos!

–> Nuestro primer tip: Conecta con lo verde independientemente del tema que escojas. Parques, placitas escondidas a la sombra de un plátano, calas desiertas (o no), todos los rincones hasta los más urbanos tienen opciones verdes.   

  1. Segundo paso, el transporte:

Parémonos aquí un rato, y analicemos el impacto de nuestra huella de carbono. No es por ser aguafiestas pero por mucho que nos encante viajar 15 días al Caribe para desconectar esta opción no es la más sostenible.
Vamos a poner como ejemplo de emisiones de CO2 un viaje de Madrid a París de ida y vuelta:

  • en avión: 379 kg CO2
  • en coche Diesel: 391,46 kg CO2
  • en autobús: 60.73 kg CO2
  • en tren: 20.53 kg CO2
  • en bici o a pie: 0 kg CO2

Los datos no mienten y de hecho son bastante alarmantes, te aconsejamos hacer el cálculo de las emisiones de tus viajes para concienciarte de tu huella de carbono, puedes usar esta calculadora entre muchas otras que hay. Y también, no te olvides de contemplar cómo te vas a desplazar en el lugar ;).
Nuestros tips:

  • Escoge destinos cercanos, hay lugares maravillosos cerca de tu casa, personas de otros rincones vienen a visitarlos y nosotras muchas veces ni los conocemos, qué paradoja.
  • La bici es un medio de transporte estupendo para conectarte con tu entorno, hacer nuevos amigos y dejarte sorprender por el placer de viajar. Buena compañera tanto para trayectos cortos como largos.
  • Si decides finalmente irte lejos intenta alargar la estancia lo máximo posible.

 

  1. Tercer paso, el alojamiento:

¡Qué bien llega el momento de dormir fuera de casa! Y tenemos un gran abanico de posibilidades :D, muchos ya los conocemos pero vamos a refrescarnos la memoria; camping, alquiler de apartamentos, casa en los árboles , casas cuevas, intercambios de casas (nos encanta esta opción), casas rurales y hoteles sostenibles.
Nuestros tips:  

  • Si escoges la opción de hotel es mejor que no tengan buffet libre se desperdicia muchísima comida.
  • Lleva tu jabón, champú, cepillo de dientes para no tirar de las muestras que ponen a tu disposición en los alojamientos turísticos.
  • Acuérdate de los cosméticos sólidos, son muy prácticos a la hora de viajar.
  1. Cuarto paso, el consumo:

Saca a relucir el chef que llevas dentro, para eso aprovecha los mercados locales, allá donde vayas seguro que hay uno con muchos productos autóctonos y sorprendentes que reavivaron tu creatividad. ¿Hay algo más estimulante que esto?

Nuestros tips:

  • Sigue comprando a granel cuando estés fuera de casa, para eso te compartimos el mapa colaborativo que inició Vivir sin Plástico. Este tipo de mapas también existen en otros países de Europa. La palabra Granel se dice Vrac en Francès y Bulk en Inglés 😉
  • Busca los mercadillos locales, la panadería del pueblo y la frutería que te permitirá probar la especialidades locales.
  • Lleva tus bolsas para comprar. No ocupan nada en la maleta y así evitas las bolsas de plástico.
  • Si quieres darte un homenaje, escoge un restaurante ecológico donde sirvan productos locales, además aprenderás nuevas recetas :D.

Se acaba el itinerario, esperamos haberte ayudado, te deseamos unas felices vacaciones, disfruta del camino y no te olvides de no dejar nada tras de ti.

Ya sabes que puedes consultarnos tus dudas, nos encanta ayudarte en el cambio a una vida más sostenible y amable con nuestro entorno.