El otro día alguien inteligente nos hizo una pregunta:

  • “¿Sabéis cuál ha sido el producto más vendido en los supermercados en los últimos meses?”.
  • “¿El papel higiénico?”, respondimos nosotras, inocentes.
  • “No, el plástico”.

Y es que el plástico lleva años siendo el rey del supermercado. Si has pisado uno últimamente lo habrás visto con tus propios ojos: plástico en los estantes, plástico en las cestas, plástico en forma de botella, bandeja o film, plástico abrazando plátanos o reposando sobre filetes, plástico envolviendo galletas, legumbres o jabones. Plástico, plástico, plástico. Por todas partes. Omnipresente.

Tan omnipresente, por cierto, como los mensajes de cuidado del planeta que no paran de aparecer en las grandes superficies.

Por eso es inevitable que, como tú, nos hagamos ciertas preguntas: ¿por qué sigue habiendo tanto plástico en los supermercados?, ¿cuáles son los argumentos de las grandes superficies para seguir usando envases innecesarios?

Así que para encontrar la respuesta hemos recurrido a Isabel Vicente.

Isabel es activista, autora del blog “La hipótesis Gaia” e impulsora de la campaña “Desnuda la fruta”, un movimiento que comenzó en 2018 para pedir a los supermercados que dejaran de utilizar plásticos.

Y nadie mejor que ella puede hablarnos de las excusas de los supermercados para seguir usando este material a diestro y siniestro.

¿Te apetece leerlas?

En la campaña #Desnudalafruta”, animabais a personas a hacer fotos de las frutas y verduras envueltas en plástico en los supermercados y a contactar con ellos pidiendo que dejaran de hacerlo: ¿qué motivos argumentaban las grandes superficies para seguir utilizando envases de un solo uso?

Las excusas fueron tan variadas como los supermercados que nos respondieron. Las más repetidas fueron: que estaban obligados por higiene, que eran productos ecológicos y el plástico evitaba que se contaminasen, que era lo que pedían los consumidores, y que era para evitar el desperdicio de alimentos.

De todos los argumentos que recibíais ¿cuál es la excusa de supermercado para seguir utilizando plásticos más surrealista que has leído?

Que estaban obligados a envasar los productos.

Evidentemente, no hay ninguna ley que lo obligue, simplemente se debe asegurar que el producto llegue en óptimas condiciones al consumidor. Esta excusa me resultó curiosa ya que el mismo supermercado que aseguró estar obligado a envasar los productos frescos también vendía frutas y verduras sin envasar.

En esta página web del lobby de los plásticos se asegura que el plástico prolonga el estado de conservación de los alimentos, ¿qué opinas de esta afirmación?

Como dice en la propia página “Una de las causas del desperdicio de alimentos en los países en desarrollo es la falta de soluciones de envasado y transporte adecuadas para mantener la calidad y el frescor durante el viaje del campo a la mesa” pero esto tiene más que ver con la refrigeración y el transporte que con el envasado. El plástico poco puede aportar en estos temas.

“Amigos de la Tierra” publicó un informe en 2018 en el que se demuestra que el plástico no es un aliado para evitar el desperdicio alimentario, y que en ocasiones es más bien la razón de que aumente la comida desechada.

Por poner un ejemplo sencillo: ¿por qué vas a comprar un pack de seis tomates envasados cuando solo vas a necesitar dos? Comprar a granel no solo evita el plástico, también ayuda a elegir la cantidad apropiada a cada hogar.

Otra de las excusas recurrentes, que está teniendo un momento de expansión con la crisis del coronavirus, es que envolver los alimentos en plástico es más higiénico: ¿crees que es cierto?

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico publicó una guía en la que queda claro no es necesario aumentar el consumo de plástico en las compras ni el sector hostelero para frenar el avance del COVID-19.

En esta guía se considera preferible emplear productos reutilizables sujetos a medidas adecuadas de limpieza y desinfección en lugar de materiales desechables que incrementen el volumen de residuos y puedan contribuir a la propagación del virus.

¿Hubo algún supermercado que cambió sus políticas gracias a la campaña?

Meses después de la campaña se vieron algunos cambios. Supermercados que no permitían pesar las frutas en bolsas de tela empezaron a dar permiso e incluso a vender sus propias bolsas, otros anunciaron que empezarían a vender más a granel, aunque ese cambio no se ha notado tanto.

El cambio que menos me gustó ver es que algunos cambiaron las bolsas de plástico por bolsas de papel. De poco nos sirve cambiar un material por otro.

Respecto a esto, aunque los supermercados hayan empezado a dar pequeños pasos, los productos envasados (incluso frutas y verduras) no acaban de desaparecer de sus lineales, ¿a qué crees que es debido?

Yo siempre he pensado que es por hacer las ventas más rápidas y en la cantidad que quiere el supermercado, sea la que tú necesitas o no. Si solo quieres tres kilos de naranjas, pero solo hay paquetes de cinco kilos, al final te los llevas, aunque al final no se consuman.

También se evita que el cliente pare, elija los productos que quiere, los pese y los lleve a caja. Con lo envasado es pasar y recoger lo que venden, compras rápidas y poco meditadas. Una de las razones por las que desde hace años prefiero solo ir a comprar frutas y verduras a la frutería es que si solo necesito cinco patatas, solo me llevo cinco patatas.

Relacionado con este tema, en una ocasión una clienta de Sinplástico nos dijo: “no entiendo por qué en ocasiones es más barato comprar un kilo de naranjas en plástico que a granel, si las naranjas son las mismas”. A nosotras nos pasa lo mismo, así que te preguntamos a ti: ¿sabes qué argumentan los supermercados para justificar esta variación de precios?

A veces la respuesta está en el origen. ¿Quieres naranjas más baratas, en plástico y que han recorrido medio planeta o naranjas de una producción más cercana?

También creo que tiene que ver un poco con lo anterior. Ventas rápidas, más beneficios.

Hace poco Greenpeace publicó este ranking de la huella plástica de los supermercados y vemos que todavía queda camino por andar. ¿Qué podemos hacer nosotras, como consumidoras, para que deje de haber tanto plástico en los supermercados?

Puede que el problema sea que se nos ha olvidado que hay más lugares en los que comprar que en los supermercados.

Sé que puede ser complicado y que los horarios muchas veces nos hacen querer comprar todo en la misma tienda para ahorrar tiempo pero la mejor manera de decir que no queremos el modelo de ventas que ellos plantean es, simplemente, no comprando lo que no queremos que se venda.

Gracias, Isabel, por contarnos tu experiencia con #Desnudalafruta.

Y, si te ha gustado este artículo, recuerda que puedes leer los otros dos de la serie “Toda la verdad” que hemos publicado este Julio sin plástico:

 

¿Nos cuentas qué opinas?

¿También te has encontrado con problemas al intentar comprar sin plástico?, ¿qué productos te resulta imposible encontrar sin plástico en tu supermercado?

Cuéntanoslo en comentarios, somos todo oídos.