Comenzamos este mes con un nuevo reto #YoVivoSinplastico.

Una de las razones que nos llevaron a crear Sinplástico fue ver cómo dedicamos tiempo y dinero a la hora de adquirir alimentos sanos y de calidad que luego guardamos, transportamos y recalentamos en recipientes y envases poco saludables de plástico.

¿Por qué debemos renunciar a nuestros tupers y botes de plástico a la hora de guardar comida?

  1. Porque no es un material saludable y porque con el tiempo pierde resistencia y se fragmenta en partículas diminutas que ingerimos mezclados con nuestros alimentos.

  2. Porque los aditivos que llevan, dado su bajo peso molecular, migran a los alimentos. Y hoy sabemos que estos aditivos causan muchas enfermedades.

  3. Porque este material no es biodegradable, es decir, no sirve de alimento a ningún ser vivo por lo que perdura en el tiempo y, actualmente, el plástico es ya el mayor residuo marino.

  4. Porque aunque existen gran variedad de plásticos sólo se reciclan 6 tipos de los muchos que podemos encontrar en el mercado.

Creemos que la gente debe comer alimentos de calidad, sanos y sabrosos. Creemos que las comidas en el trabajo, que las meriendas de nuestras hijas e hijos, o que los picnics de nuestras salidas al campo no deben perder frescura, ni dejarnos ese regusto a plástico.

Por ello os proponemos estos consejos:

  1. Guarda tus alimentos frescos y los ingredientes para cocinar en tarros y tupers de vidrio, cerámica o acero inoxidable. Son materiales saludables que conservan mejor tus alimentos.

  2. Congela con salud. Las fiambreras de acero inoxidable, por ejemplo, son un buen sustituto a las bolsas para congelar. Usa vidrios de calidad, tipo Pyrex, que aguanten los cambios térmicos bruscos.

  3. El plástico y el calor no se llevan nada bien. En recipientes de vidrio o cerámica tus comidas conservarán todo su sabor y calidad.

  4. Comer fuera no es sinónimo de comer mal. Un tarro de cierre hérmetico es una opción original y práctica para transportar tus ensaladas y comidas al trabajo.

Ahora es tu turno, comienza el reto: ¿Cuáles son tus trucos a la hora de guardar, calentar y transportar tu comida? ¿Qué tipo de tarros, tupers o boles usas para que tu comida no sepa a plástico?