Entre esta semana y las que vienen millones de peques empiezan la vuelta al cole. Y con el pistoletazo de salida, las familias y el profesorado se enfrentan a la incertidumbre de no saber qué sucederá al convivir con el coronavirus en las aulas.

Por eso, es posible que si eres madre, padre o profe, en este momento tu cabeza esté en ebullición, hirviendo entre dudas, miedos y una pregunta insistente: ¿será posible volver a las aulas con seguridad y evitando riesgos innecesarios?

La verdad es que nos encantaría tener la respuesta absoluta pero, por desgracia, no la conocemos. Sin embargo, lo que sí podemos ofrecerte son unos cuantos trucos para que tu vuelta al cole sea más segura sin recurrir a los desechables.

Esperamos que te sea de ayuda:

1. Utiliza mascarillas higiénicas reutilizables homologadas

Ya sabemos que el uso de las mascarillas para mayores de seis años será obligatorio de manera general en las aulas, así que lo ideal es que escojas una mascarilla reutilizable hecha con fibras naturales como estas mascarillas de algodón de alta calidad con tela aprobada por la norma UNE 0065.

Como verás, las razones para escoger esta mascarilla y no otras son de peso:

  • Es segura: tiene una eficacia de filtración bacteriana (BFE) ≈ 95 %, frente al mínimo europeo del 70%.

  • Es muy respirable (≤40): con ella no sentirás que te ahogas y tus peques podrán corretear sin cansarse.

  • Es lavable: su capacidad de filtración resiste hasta cinco lavados.

  • Es saludable: la parte de la tela es 100% algodón Oeko-tex, así que tus hijas no respirarán las microfibras sintéticas perjudiciales para la salud presentes en las mascarillas sintéticas.

  • Está fabricada de manera responsable en talleres locales.

  • Es cómoda: sus diferentes tallas (infantil-pequeña, mediana y grande) se ajustan al tamaño de la cabeza y su pico frontal evita que se mueva o se caiga por debajo de la nariz al hablar.

  • Es económica: cuesta poco más de cinco euros por unidad.

 

2. Transporta el material escolar en mochilas de fibras naturales

Cualquiera que haya pisado un colegio alguna vez sabe que es habitual que las mochilas acaben tiradas en el suelo del recreo o apoyadas en las barandillas. Por eso es buena idea contar con una mochila de fibras naturales que resista cientos de lavados sin estropearse.

Este tipo de mochilas son una excelente opción porque:

 

3 . Evita las fuentes de agua con una botella reutilizable

Otra de las maneras de tener una vuelta al cole segura es evitar que tus peques beban de la fuente común o del grifo del baño cuando vuelvan sedientas de jugar al fútbol o saltar a la comba. Para evitar recurrir al agua embotellada, puedes meter en su mochila una botella individual de acero inoxidable con agua del grifo rellenada en casa , que  son ideales para una hidratación segura y ecológica ya que:

  • Previenen el contacto en fuentes de agua comunes.

  • Están fabricadas con un material seguro y sin tóxicos.

  • Evitan la utilización de botellas de plástico de un solo uso.

  • Son versátiles: depende de la edad de tu hija, pueden ser más grandes o pequeñas. Y si eres profe, también encontrarás tamaños extra-grandes y térmicos como este.

  • Son perfectas para mantener el agua fresca durante toda la jornada gracias a las propiedades del acero inoxidable.

 

4. Utiliza jabón en vez de gel hidroalcohólico

Según este artículo, lavarse las manos con jabón es el método más efectivo para evitar el contagio por contacto, incluso más que utilizar geles hidroalcohólicos, ya que el jabón destruye la capa de grasa del virus evitando que puedan adherirse a otras células e infectarlas. Así que una de las mejores medidas que puedes tomar para una vuelta al cole segura es hacer de la limpieza de manos frecuente con jabón algo habitual (incidiendo en zonas como el dorso o el borde las uñas). Para ello, mete en la mochila una jabonera de acero inoxidable con un jabón natural hidratante como este.

Y es que llevando tu propio jabón y jabonera al cole:

  • Reduces el plástico, al evitar el envase del gel hidroalcohólico.

  • Cuidas tu piel o la de tus peques protegiéndola del alcohol que reseca las pieles sensibles de niñas y personas adultas.

 

5. Forra los libros con papel sulfurizado y cinta adhesiva de papel kraft

Hay más opciones que el forro plástico para proteger los libros y libretas de tus peques de la suciedad y las limpiezas recurrentes. Uno de los mejores trucos de Marion en su libro “Familias sin plástico” (que te recomendamos leer) es recurrir al papel sulfurizado vegetal como el que puedes encontrar en nuestra tienda online.

Porque el papel sulfurizado :

  • Es saludable: al contrario que el forro plástico, no contiene tóxicos perjudificiales para la salud.

  • Es biodegradable: puesto que es un material 100% vegetal.

  • Es grande: sus hojas amplias sirven para envolver libros de todos los tamaños.

Esperamos que estos consejos te ayuden a afrontar la vuelta al cole con mayor tranquilidad y seguridad.

Seas madre, padre o profe y decidas lo que decidas respecto a la vuelta al cole, desde aquí te enviamos toneladas de ánimo y paciencia para los próximos meses.

P.D. ¿Has decidido ya si enviarás a tus peques al cole?. En ese caso, ¿habías pensado en las medidas que te proponemos para hacer la vuelta a clase más segura?, ¿tienes alguna otra idea que compartir? Estamos deseando leerte en comentarios.