Seguro que hay alimentos que echas de menos desde que has empezado a reducir el plástico en casa: productos que no encuentras sin envasar y que extrañas en tu despensa.

La verdad es que a nosotras nos pasa lo mismo. Por eso en este post queremos compartir contigo unas cuantas recetas sencillas y rápidas para que elabores ese tipo de productos en tu propia cocina y así, evites caer en la tentación de comprar plástico.

Te prometemos que una vez que las pruebes, te engancharás.

 

Los 6 alimentos envasados que puedes hacer en casa en menos de 15 minutos

 

  • “Leche vegetal”:

El producto conocido como “leche vegetal” que puedes encontrar en cualquier supermercado es, en realidad, una bebida vegetal a base de frutos secos o cereales que puedes hacer en tu propia casa con ayuda de una simple bolsa de tela como esta. Elaborar tu propia leche vegetal te llevará unos 10 minutos y, con esta pequeña inversión de tiempo, te aseguras una bebida sana, refrescante, sin aditivos y deliciosa.

En este post te contamos cómo hacerla y en este vídeo puedes ver un paso a paso:

VÍDEO

Bolsa para hacer leche vegetal

 

  • Patatas fritas:

Nos encanta esta receta para hacer patatas fritas en el horno que compartió con nosotras Beatriz Moliz en esta entrevista sobre meriendas saludables sin plástico.

Y es que, como amantes de este snack salado, echábamos de menos una alternativa sin plástico. Pero aquí está. Una receta que te llevará poco más de 10 minutos y que te servirá para evitar las bolsas de patatas fritas para siempre.

Solo necesitas pelar y cortar finamente con una mandolina unas siete patatas, colocarlas en un bol y añadir una cucharada de aceite de oliva y una cucharadita de sal. Una vez mezclados los ingredientes, coloca los chips en una bandeja de horno y hornea durante 10-15 minutos hasta que se doren.

Cuando se enfríen podrás disfrutar de tus patatas fritas caseras sin un gramo de plástico.

 

  • Pan rallado:

¿Sabías que el pan es uno de los alimentos que más se desperdicia? Para que te hagas una idea, los hogares españoles tiraron 58,8 millones de kilos de pan en 2019, unas siete barras de pan por segundo. Así que debería parecernos extraño que las estanterías de los supermercados ofrezcan un producto que podemos hacer con nuestro propio pan duro, ¿verdad?

Para hacer pan rallado en casa, puedes conservar el pan duro en bolsas de pan de tela como estas para rallarlo manualmente o en un robot de cocina y guardarlo en tarros herméticos. Más barato y ecológico, imposible.

Bolsa para conservar el pan

  • Hummus:

Un bote de garbanzos ecológicos locales, una pizca de sal y pimienta, un chorrito de aceite de oliva, otro chorrito de agua y cinco minutos en la batidora.

Eso es todo lo que necesitas para conseguir un hummus casero delicioso que además te durará varios días si lo guardas en un tarro hermético como estos.

También puedes usar garbanzos comprados a granel que hayas hervido previamente. Y si quieres llevarlo al siguiente nivel culinario, siempre puedes añadir una pizca de tahini, una cucharadita de pimentón y un puñado de semillas de sésamo. Una receta ideal para salvar desayunos, meriendas o entrantes en un par de minutos.

Tarros herméticos para conservas caseras

 

  • Polos de fruta:

¿Para qué comprar helados de fruta envasados cuando puedes hacerlos en casa?

Si tienes fruta que está languideciendo en la encimera, ¡no la tires! Unas piezas a punto de ponerse malas son una excusa maravillosa para elaborar estos polos de fruta para chuparse los dedos.

Tritura la fruta en la batidora, añade agua si lo ves necesario, llena unos tarros de vidrio tamaño yogur con la mezcla por la mitad, inserta una cuchara… y al congelador. Solo te llevará unos minutos elaborarlos, pero en pocas horas saborearás unos polos de frutas riquísimos.

 

  • Guacamole:

Si te encanta el guacamole pero quieres huir de los preparados, bien por sus envases plásticos o por la montaña de aditivos que contienen, tenemos una buena noticia. Puedes elaborar guacamole en cinco minutos usando aguacates nacionales y ecológicos, que aseguran una menor huella hídrica y utilización de fertilizantes o pesticidas.

Lo único que necesitas es un par de aguacates, un tomate pequeño y media cebolla. Corta el tomate y la cebolla en daditos pequeños y reserva. Luego aplasta con un tenedor el aguacate y mézclalo todo añadiendo un chorrito de limón o lima y, si te gusta, un poquito de cilantro bien picado.

Mételo en uno de estos recipientes de acero inoxidable y ya tienes el aperitivo ideal para hacer un pic-nic en el parque o llevar como entrante cuando la pandemia te permita volver a disfrutar de las cenas con amistades.

 

¿Te han gustado estas recetas fáciles para evitar envases?

Entonces te encantará esta otra sobre cómo hacer yogur sin yogurtera.

Apuesta por una cocina saludable y ecológica elaborando tus alimentos sin plástico

Sartenes sin teflón, utensilios de madera, tarros y botellas herméticos de vidrio…