CÓMO PLANTAR UN HUERTO URBANO ECOLÓGICO Y SIN PLÁSTICO, CON CÉ RODRÍGUEZ DE EN20METROS

¿Has intentado alguna vez tener un huerto en un piso?, ¿o aprovechar tu pequeña terraza o balcón para plantar tu propia comida y ser más autosuficiente?

Si la respuesta es sí, te va a encantar esta entrevista a Cé Rodríguez.

Cé es el agrotuber detrás del canal de youtube y la cuenta de Instagram en20metros, donde comparte sus aventuras en el huerto que tiene en la pequeña terraza de su casa y ayuda a otras personas a crear el suyo.

A nosotras nos encantan los consejos fáciles y prácticos que comparte y por eso hemos decidido hacerle unas cuantas preguntas para que tú también puedas disfrutar de tu huerto, aunque vivas en la ciudad.

¿Cuales son, para ti, los beneficios de tener un huerto?

El primero, el ahorro de dinero. Cuando empecé a plantar en mi terraza mi primer objetivo era ahorrarme el euro de la lechuga.

Otra ventaja es comer más sano, comer más vegetales y más sabrosos. Yo llevo sin comprar tomates malos casi tres años.

Además el huerto es más cercano y de temporada: en invierno me como unos brócolis míos, más sanos y con un sabor más potente. Y en verano el tomate, la judía (que muchas veces en España es importada), etc.

Y para acabar, tener un huerto también es una válvula de escape y te ayuda a saber cuánto vale un producto de tienda.

Tú defiendes que cualquiera puede plantar un huerto aunque tenga poco espacio, ¿por dónde deberían empezar las personas que nos están leyendo y que a lo mejor viven en un piso sin terraza o con un pequeño balcón?

Esa persona debería empezar por cultivos de hoja, pequeños y en una maceta lo más pequeña posible. Para probar. Yo ahora, por ejemplo, tengo una lechuga en una lata de fabada que ya está grande y estoy viendo cuánto puede crecer. Seguramente si se me da bien esa lechuga la rúcula también lo hará.

Luego, plantar aromáticas: romero, perejil… no tienen ni punto de comparación con el seco y son sencillas de cultivar.

Y, si no tienes mucho sol, es mejor comprar el plantel en vez de sembrar, que es más complicado.

El truco es empezar por pasitos pequeños, metas pequeñas e ir avanzando. Por ejemplo, todo el mundo quiere tener tomates, pimientos o berenjenas… y son complicados. Puede que no tengas las condiciones adecuadas y te empiezan a salir plagas, hongos…

CEPILLO PARA LIMPIAR SETAS Y CHAMPIÑONES, 4,50€

¿Qué remedios caseros, de esos de toda la vida, ecológicos y que no cuestan mucho dinero, son tus favoritos para tener un huerto sano?

Uno de mis favoritos es el jabón potásico, que es natural y al tener potasio y no sodio puedes utilizarlo cada cinco días si tienes muchas plagas. Puedes hacerlo con un aceite vegetal y comprándote la potasa o comprarlo ya hecho.

Otro remedio que me gusta son las infusiones de plantas.

A veces hago infusiones de plantas que son repelentes. O la infusión de manzanilla que en cinco días quita la mosca blanca. O la de cola de caballo, para los hongos. Puedes comprar la cola de caballo a granel o si en tu zona hay, secarla y hacerlo tú.

Y si tienes aromáticas en el huerto, muchas plagas no captan el olor de tu huerto. Tener romero u albahaca al lado del tomate viene bien porque además te vienen insectos polinizadores o que comen plagas. Por ejemplo, en una azotea de una ciudad que no hay ninguna flor solo te van a venir pulgones. Pero si tienes aromáticas o flores te van a venir abejas, avispas…

Otro remedio es el purín de ortigas, que en un piso es muy difícil hacerlo porque es muy pestilente, pero puedes comprarte una harina de ortigas y hacerlo más fácil.

Las plantas que curan plantas es algo muy interesante.

CEPILLO PARA LIMPIAR VERDURAS DEL HUERTO, 3,95€

 

Has hablado de los insectos, ¿aparte de las aromáticas qué plantas podemos tener para atraer a insectos buenos para el huerto como las mariquitas?

En mi zona (Vigo) tenemos un problema porque la avispa asiática está masacrando a las mariquitas. Pero sí sé que a la mariquita le atrae el laurel, incluso hacer una infusión de laurel y echarla por las esquinas del huerto.

Para atraer insectos beneficiosos las flores son una pasada. Las avispas pequeñas (sírfidos) comen primero el azúcar del néctar y luego la proteína de los insectos de las plagas: las caléndulas, tagetes, verbenas, borrajas… son plantas muy resistentes y que atraen a este tipo de insectos.

Otra buena opción es hacer un hotelito de insectos, que solo te van a venir insectos buenos porque los malos no se van a meter ahí. Puedes hacerlo con unas tablitas, trocitos de bambú, hierba seca, piñas… Haces una especie de cajita, lo pones en un lugar de paso y ya está.

A veces en el huerto es difícil evitar los plásticos debido a los tiestos, semilleros, productos de control de plagas ecológicos… ¿cómo podríamos reducir el uso del plástico en la huerta?

De muchas maneras:

  • Hay un montón de cultivos que te admiten varias semillas en una bandeja grande: por ejemplo las lechugas. Eso te permite no tener que usar semilleros individuales.
  • Otras opciones son los tiestos de cartón biodegradable que los puedes incluso enterrar en el huerto. O hacer semilleros con los tubos de papel higiénico y cosas así.
  • Además, una vez que te llega una planta en maceta de plástico, nunca la tiras. Está prohibido. La reutilizas para plantar otras plantas.
  • En cuanto al compost yo por ejemplo no utilizo turba porque las turberas deforestan. Así que evito comprarme los bloques de turba y hago compost casero o vermicompost.
  • Otra idea: los tutores pueden ser de bambú en vez de plástico. Yo compré los de bambú hace tres años y aunque los dejes en invierno en el huerto son durísimos.
  • Y en cuanto a las herramientas, mejor invertir un poquito más de dinero en una de buena calidad y de metal que no en una que tiene el mango de plástico y sé que se va a acabar rompiendo.

*Nota de Sinplástico: En algunos invernaderos tienen tal cantidad de tiestos de plástico que los acaban tirando. Si necesitas tiestos o semilleros para plantar en tu terraza o balcón, cuando vayas a comprar a tu invernadero más cercano pregunta si te los puedes llevar. Los podrás reutilizar durante años.

Uno de los temas que más dudas y objeciones generan a la hora de tener un huerto en casa es el compost. Que si huele mal, que si gotea… ¿cómo se puede hacer compost en un piso?

Es complicado porque siempre hay que echar un poco de agua y, aunque no cae a chorro, sí gotea algo.

Eso sí, el compost si lo haces bien no va a oler.

En el compost metes la parte seca o marrón, rica en carbono, que la puedes hacer picando hojas secas, cartones de cajas de envíos, cajas de pizza… Y luego la parte del orgánico, la parte húmeda o verde. Un buen compost no debe oler porque tiene incluso más parte seca que húmeda. Porque lo estás moviendo y esa aireación hace que suba la temperatura y se composte.

La pudrición fétida ocurre cuando algo no se está haciendo bien: porque se compacta, porque hay mucha agua, porque lo dejaste destapado, porque tu compostera no tiene buena aireación…

Y cuando quieres empezar a hacer compost en una azotea o terraza de ciudad debes tener en cuenta que el compost lo hacen los microorganismos. Por eso quizá necesitas comprar un poco de compost para añadir en esa primera mezcla. Y a partir de ahí cuando añades tu compost, lo remueves y esos microorganismos ya van a hacer su función.

Otro truco es congelar los restos orgánicos para que no huelan hasta que puedas compostarlos.

 

BOLSA PARA MANTENER FRESCAS LAS VERDURAS EN EL FRIGORÍFICO, 9,50€

¿Cómo podemos utilizar los residuos de casa para fortalecer nuestras plantas?

  • Por ejemplo usando las pieles de algunos alimentos. Una piel de plátano o de patata de casa o ecológica, que no tenga hormonas, puedes lavarla muy bien y hervirla. Ese agua es rica en potasio y muy buen abono para flores, pimientos y tomates.
  • Yo siempre reutilizo el café usado, para mí es una pasada lo bien que funciona para las fresas o para las plantas que requieren un poquito de acidez. Como el agua del grifo tiene un ph de 8 o 9 y tiene cal, que es alcalinizante, las plantas se empiezan a poner un poco amarillas. El café es muy interesante para regular eso.
  • El agua de las legumbres o de los germinados tiene un montón de auxinas, que es un fertilizante tremendo para las plantas: las vigoriza. Y el agua de remojar las legumbres tiene muchísimo hierro y se puede usar para regar. Y si cueces sin sal y aceite ese agua también lo puedes reutilizar.
  • Los rabitos de las fregonas de algodón se pueden utilizar para atar el potus al tutor, los tomates… Es algodón, no va a lastimar a la planta.
  • Las botellas de plástico puedes reutilizarlas para almacenar agua del grifo para regar, porque a las 24h pierde el cloro…

Hay mil cosas que puedes reutilizar.

Muchas gracias Cé, por compartir con nosotras esta cantidad de trucos para tener un huerto urbano ecológico, sano y sin plástico.

Y tú, ¿te animas a plantar tu propio huerto urbano? Si ya lo tienes, ¿nos cuentas qué trucos utilizas en comentarios?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *