CUANDO EL MERCADO SE APROPIA DE LA CONCIENCIACIÓN: ¿POR QUÉ EL PEQUEÑO COMERCIO ÉTICO ONLINE TE NECESITA AHORA?

En el equipo de Sinplástico llevamos tiempo queriendo hablarte de algo, pero no encontrábamos la manera de hacerlo… hasta hoy.

En los últimos meses hemos visto cómo tiendas zero waste amigas, creadas por compañeras activistas, luchaban por pagar las facturas o mantener a sus equipos a flote.

Por desgracia, también hemos sido testigos de cómo otras cerraban definitivamente sus puertas.

Y, lo peor de todo, sabemos la razón… y no es bonita.

Por eso hemos escrito este post.

Porque creemos que tú también mereces saber por qué están desapareciendo tiendas residuo cero referentes para que, como persona que consume de manera responsable, puedas actuar en consecuencia.

Cuando el mercado se apropia de la concienciación

En los últimos años, pero sobre todo con la irrupción de la pandemia, ha habido un auge del comercio online y una apropiación de la concienciación social y medioambiental ligada al consumo por parte de marcas y personas a quienes solo les interesa el rendimiento económico.

Estos nuevos actores tienen dos cosas en común:

  • Cuentan con amplios presupuestos provenientes de fondos o inversionistas.
  • Y tienen pocos escrúpulos a la hora de utilizar métodos poco éticos para eliminar a la “competencia” y quedarse así con el mercado residuo cero.

Para lograr esto último, llevan a cabo técnicas como:

  • Bajar los precios al máximo para eliminar a la “competencia” y quedarse con todo el mercado residuo cero en pocos años… para volver a subir los precios entonces.

Algo que es poco ético a todas luces pero que se pueden permitir debido a la inversión que les apoya.

  • Destinar decenas de miles de euros en publicidad.

Algo que tiendas como la nuestra no podemos ni queremos hacer.

  • Pagar a Google para posicionarse en su buscador utilizando el nombre de otras tiendas referentes y que así, las personas les encuentren cuando buscan a la competencia.

Una técnica de lo más deshonesta para aprovecharse del trabajo de otras marcas.

Como te podrás imaginar, cooperativas sociales con pequeños equipos como la nuestra o humildes tiendas online residuo cero no van a jugar al mismo juego.

Cómo distinguir al pequeño comercio ÉTICO online

En Sinplástico nos apena ver que tiendas online y físicas que nacieron desde el activismo cuando el zero waste no era rentable, lideradas por personas que han contribuido a cimentar la concienciación social sobre los residuos, estén siendo desplazadas por marcas sin escrúpulos gestionadas por personas que solo buscan el rendimiento económico.

Pero por desgracia, en muchas ocasiones, las personas que consumen de manera responsable ni siquiera sospechan que la tienda online a la que están dando su dinero no es tan ética como parece.

Así que, ¿cómo diferenciarlo?

Aquí te damos tres trucos para lograrlo.

1. Ten en cuenta que un producto responsable no implica una empresa responsable

El residuo cero se ha vuelto tendencia.

Mientras que en 2014, cuando nosotras empezamos, parecíamos extraterrestres hablando de reducir el plástico, ahora hasta las grandes superficies venden botellas reutilizables o bolsas de tela para comprar a granel.

Y, sin embargo, eso no significa que sean empresas éticas.

Pues lo mismo sucede con el comercio online.

Así que antes de hacer cualquier compra residuo cero o sostenible en internet, debes tenerlo claro: que una tienda venda productos zero waste no significa que sea ética.

2. Fíjate en su comunicación: si no te lo cuentan, es que no les interesa que lo sepas

La comunicación de las marcas dice más de lo que parece.

Y no solo por lo que una marca cuenta, sino también por lo que omite:

  • ¿Te cuentan qué personas hay detrás de su empresa, con nombre y apellidos?
  • ¿Te cuentan su historia?, ¿cuándo empezaron y por qué?
  • ¿Te cuentan qué tipo de activismo realizan?, ¿con quién colaboran?, ¿a quién donan su dinero o tiempo?
  • ¿Te cuentan cómo trabajan?
  • En general, ¿son transparentes?, ¿te cuentan cómo están fabricados sus productos?, ¿dónde tienen sus oficinas o almacenes?, ¿cómo puedes contactar con sus equipos?…

Para que te hagas una idea, en Sinplástico tenemos un apartado entero en el que te contamos quiénes somos, cómo empezamos y cómo trabajamos, en nuestro blog tienes posts como este en el que te contamos con qué ONGs solemos colaborar y nuestras fichas de producto son un ejemplo de todo lo que necesitas saber antes de comprar.

3. Presta atención a sus productos.

¿Son todo lo sostenibles que parecen?, ¿están fabricados de manera local o vienen del otro lado del mundo?, ¿están hechos en condiciones justas?, ¿tienen plástico escondido?

Si el catálogo de los productos no tiene demasiada información o si hay productos ecológicos mezclados con otros que no lo son tanto, puedes empezar a sospechar.

Y, si necesitas ayuda distinguiendo los “falsos productos ecológicos”, te dejamos este post de Javier, nuestro co-fundador, en el que explica en qué debes fijarte para saber si un producto es realmente sostenible.

Qué puedes hacer tú ahora para apoyar al pequeño comercio ético online

Si has llegado hasta aquí, queremos darte las gracias.

Saber que estás leyendo este post hasta el final ya hace que nos sintamos agradecidas por tener una comunidad que realmente se preocupa del impacto de sus compras.

Porque la información es poder y sabemos que tú sabrás utilizarla.

Así que ahora, si quieres, puedes:

  • Ayudarnos a difundir esta información en redes sociales, para que las personas que quieren consumir de manera responsable la conozcan.
  • Y, sobre todo, utilizar los trucos que te hemos dado para que tus compras ayuden a pequeñas tiendas éticas.

Estamos deseando leer qué opinas acerca de esta situación en comentarios. ¿Nos lo cuentas?

25 opiniones en “CUANDO EL MERCADO SE APROPIA DE LA CONCIENCIACIÓN: ¿POR QUÉ EL PEQUEÑO COMERCIO ÉTICO ONLINE TE NECESITA AHORA?”

  1. de momento yo no voy a caer en ciertas formas de compra,ya veo a superficies cercanas,x ejem. –Erroski–,no,no me he equivocado….es mi txiki manera d expresar lo poco qe me gustan….pero hoy casi todas van en lo mismo.
    Si,ya les veo ls bolsas reutilizables,qe no eko,y también la cantidad ingente d blusas y plástico qe siguen utilizando….el charcutería,tienes qe estar atenta,x qe te envuelven en papel especial qe lleva plástico x dentro y luego en film x fuera….ale, alegría….y si llevas ls envoltorios d abeja,te ponen un montón de pegas…. ostras,vivan ls cooperativas….pero ya me se x qe me pasó lo mismo cuando empecé a llevar ls saquitos,una vez hasta me lo hicieron sacar y lo volvieron a pesar,ahora ya hasta ls venden ellos….
    Yo no voy a comprar si veo lo qe veo,ya estáis vosotros y a mí me vale….

  2. El greenwashing és una pràctica más del sistema para apoderarse de todo, gracias por este artículo porque mucha gente se sube al carro de las modas y vale la pena que seamos conscientes del poder que tenemos como consumidores. Ànimos!!!

  3. Lo que contáis hace ya tiempo que lo digo a mis clientes.
    Un ejemplo muy claro es Planeta Huerto. Venden todo a precio de coste y muchos clientes que van de «yo soy muy ético y muy justo, y apoyo al comercio local, bla, bla, bla, …» compran ya todo ahí.
    Por no hablar de Carrefours, Lidls, Aldis, …
    En fin, cada uno allá con su conciencia.

  4. Muchas gracias por vuestra labor.
    Es verdad que en supermercados alemanes, por no citar marcas, venden botellas de acero inox a precios muy competitivos… pero claro, están hechos en la china popular, y a penas le sacarán beneficio… es un gancho. Son formas permitidas de venta. Hace años, una gran superficie francesa, es la que más barato vende el aceite de oliva… no es el mismo que yo compro en la almazara, pero revientan los precios… tengo conocidos que me dicen que el mejor aceite se compra en ese establecimiento… no se… poco aprecia la calidad esa persona.
    Lo que es poco ético, con todo lo que ya gana una gran superficie, que se meta en estos pequeños huecos de mercado y no dejen a pequeñas empresas expandirse. Yo llevo mucho tiempo comprando en el mercado, voy con mi carro y no gasto ni una sola bolsa. No es tan difícil. Yo entro en gran superficie muy poco, y cuando voy con mi pareja, ella coge de todo, y yo le digo: esto tiene mucho plástico… y me dice: habrá que comer!!… si, habrá que comer… pero esto, no… yo voy mañana al mercado y lo compro sin plástico… y de cercanía. Hay que seguir intentándolo.
    Muchas gracias por las aclaraciones.

  5. Hola a todas y todos, estaba deseando leer los comentarios después de leer el artículo buscando algo que me diera pistas sobre una duda que he tenido mientras leía.
    Hace tiempo que me sumé al sin plástico y de hecho vosotras fuisteis de mis primeras tiendas, por no decir la primera despues de las cercanas en casa. Pero con la llegada de mi bebé y la búsqueda de pañales biodegradables (no de tela) conocí una de las plataformas online eco que comentáis. La verdad es que estaba encantada porque me solucionaba el tema y además me ofrecía buen precio… pero ahora… se me ha desmontado la idea de comprar aquí la verdad. ¡Buscaba en realidad que alguien pusiera algún comentario citando tal plataforma y así ha sido, y la verdad es que quería saber más sobre esta tienda en concreto y buscando resulta que Carrefour la tiene casi comprada, o eso he entendido. Total equipo, que gracias, porque personalmente el asunto me ha hecho pensar muchísimos y recapacitar en lo que estoy haciendo. Gracias por vuestra valiente decisión de compartir tal información.

    1. ¡100% identificada contigo!! Tenía la misma duda, y también los conocí por los pañales ¡Lo investigaré!

    2. Gracias a ti por leernos y por compartir tu experiencia. Aprovechamos para añadir aquí que no juzgamos a nadie y que a nosotras también nos a pasado llegar a comprar algunas cosas en estas tiendas por falta de alternativas en este momento. Lo de los pañales por ejemplo, lo hemos solucionado comprando directamente a la marca o en tiendas eco de barrio. Nos pareció la mejor solución 😉

  6. Excelente artículo, hacen falta estos posicionamientos.
    Creo que la pandemia ha contribuido a exacerbar el individualismo consumista de “todo vale” y muchas prácticas responsables se han tirado por la borda (ej. guantes de plástico por todos lados, comprar donde sea y a cualquier precio… ).
    Sin embargo, sigo creyendo en la valentía de quienes apostamos por el comercio global/ local, cercano, tejido empresarial formado por personas que tienen un proyecto y una visión. Os animo y me animo a seguir adelante creyendo en lo que hacéis, porque muchos granitos de arena como el vuestro contribuyen a la concienciación y educación. Mucha fuerza!

  7. Gracias por toda la información que nos facilitáis y poder concienciarnos, es muy importante saber lo que compramos y dónde.

  8. Muchas gracias por el artículo. En mi caso, soy una pequeña productora de huevos ecológicos en Catalunya. Lo que estoy viendo es que en las grandes superfícies citadas, el precio de la docena de huevos eco que tienen es el precio mio de coste de producción. Cada vez hay mas consciencia de consumo ecológico, cosa de celebro, pero hay que mirar a qué coste. Los pequeños nos tenemos que romper la cabeza y trabajar duro para poder hacernos un hueco en el mercado y que los clientes nos prefieran a nosotros porqué nos ponen cara. No todo el mundo está dispuesto a pagar un poco más por un producto más fresco y de proximidad. Prefieren dar su sueldo a grandes superficies por la comodidad, y luego se quejaran de las malas condiciones laborales que sufren. Un pez que se muerde la cola.

    1. Muchas gracias por tu aportación. Es información muy valiosa. Nosotras, siempre que podamos, compramos directamente a la productoras. En la vida personal y como para la tienda. Acortar las lineas de distribución es lo que permitirá dar vida a la economía local de la que dependemos. Mucho ánimo!

  9. Gracias por este artículo, efectivamente muy valiente. Esta situación la relaciono con otras, como puede ser la precariedad salarial, los alquileres altos u otros gastos, que influyen en el dinero que destinamos a la compra de productos ecológicos y éticos. Hay que tenerlo en cuenta, porque para un sueldo medio bajo, este tipo de compras pueden resultar caras. Y eso lo saben las grandes empresas que se aprovechan del greenwashing. También necesitamos políticas que promuevan un comercio cercano, sostenible en todo sentido y ético. Lo que podamos hacer nosotras, está muy bien,pero necesitamos que se apoye a estos comercios y se piense en una transición justa. Mucho ánimo!! Un gran abrazo a todo el equipo.

  10. Me parece muy necesario que nos ayudéis a saber diferenciar entre lo que es un comercio ético y lo que no pues a los usuarios se nos bombardea con publicidad engañosa y nos perdemos en ella. Gracias por vuestro trabajo de información tan transparente.

  11. Hola, gracias por el post! Es verdad que la conciencia ética no se puede limitar a comprar productos bio, hay que preguntarse siempre qué hay detrás. Lo verde vende, no hay más que ver las secciones de las grandes superficies. Hablando de hiper, recomiendo un documental de investigación del canal Arte https://www.arte.tv/fr/videos/095178-000-A/hypermarches-la-chute-de-l-empire/
    Se estrenó el 12 de octubre y creo que está subtitulado: comprendes mejor lo demencial que es este sistema y se te quitan las ganas de volver a comprar en esos lugares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *