EL BLACK FRIDAY EMPOBRECE AL PEQUEÑO COMERCIO ONLINE Y OFFLINE: REBÉLATE Y CIERRA/NO COMPRES

Este año, tal y como llevamos haciendo desde 2019, hemos decidido cerrar nuestra tienda por el Black Friday como modo de protesta.

Si nos sigues desde hace un tiempo ya sabrás que no nos gustan las fechas en las que el sistema nos dicta que tenemos que consumir sí o sí.

Y no nos gustan por varias razones:

  1. El hiperconsumo tiene consecuencias medioambientales severas.

Los recursos materiales malgastados, las emisiones ligadas a la venta de productos fabricados en la otra punta del mundo o el desperdicio ligado a la obsolescencia programada son solo tres ejemplos del daño que provoca el consumismo en el medio ambiente.

  1. No queremos apoyar una sociedad materialista en la que las personas viven para consumir.

Y el Black Friday se basa en ejercitar la presión y la urgencia para que consumas más. Para que creas que eres lo que consumes. Para que sientas que si no consumes, no existes.

  1. No nos gusta la manipulación.

El Black Friday usa los descuentos para hacerte creer que no estás gastando, sino ahorrando. Lo que no es cierto, si no tienes necesidad de adquirir lo que estás comprando.

  1. El Black Friday perjudica a las personas.

A nivel económico, el Black Friday alimenta la precariedad (si no lo pagas tú, ¿quién lo está pagando?) y supone un golpe para el pequeño comercio online y offline. Sobre todo en el mercado ético, donde las tiendas no pueden bajar márgenes y competir por precio.

Y precisamente, de estas consecuencias económicas para las personas y el pequeño comercio queremos hablarte hoy.

Black Friday: lo contrario a un crecimiento económico justo

En ocasiones, se defiende el Black Friday (y fechas similares) argumentando que fomentan el crecimiento económico para todo el mundo.

Según la lógica del sistema estas fechas hacen que las personas compren, por lo tanto dan trabajo para que más gente pueda comprar. Y, en conclusión, se genera una mayor riqueza.

Pero la experiencia nos demuestra que esto no es así.

Y es que nos han vendido que el consumo equivale a riqueza, pero: ¿a quién beneficia ese consumo excesivo del Black Friday?, ¿a las trabajadoras que han ensamblado ese equipo de música en una fábrica China, a las personas empleadas en esa gran superficie que llevan haciendo turnos extra mal pagados todo noviembre o a la multinacional que se lleva un enorme margen vendiéndolo?

Estamos seguras de que sabes la respuesta.

Esa compra repercute de manera desigual en las personas que han contribuido a hacerla posible.

Las partes más precarias (fabricación y atención al cliente) generalmente no ven ninguna mejora sustancial en su calidad de vida. Los beneficios, casi siempre, se los llevan los peces gordos.

Y es que, como dice el 11º informe de la EAPN sobre el estado de la pobreza en España: “La experiencia de los últimos años es prueba de que el crecimiento económico por sí solo no reduce la pobreza ni la exclusión social”.

Así empobrece el Black Friday al pequeño comercio online y offline

Pero además, los pequeños comercios y las personas productoras y artesanas que venden a pequeña escala sufren especialmente los efectos de fechas como el Black Friday, porque:

  1. No pueden igualar los precios de grandes empresas o nuevas marcas con inversionistas o accionistas detrás, incluso en el mercado responsable. (Si te interesa saber más sobre esto te recomendamos leer este post)

  1. Si lo intentan, porque no quieren perder clientela o perjudicar la campaña de navidad, tienen que reducir sus márgenes o incluso ir a pérdidas.

Así que, si durante el Black Friday pasas por la calle y ves un pequeño comercio con grandes descuentos, piensa que lo más probable es que estén perdiendo dinero por no perder clientela.

  1. Pero además, el Black Friday sienta un precedente peligroso, haciendo creer a quienes compran que es normal rebajar un producto un 50%, 60%, 80% o 90% sin que esto tenga consecuencias en las empresas.

Así que las personas empiezan a pensar que las tiendas que no hacen esos descuentos en realidad están ganando muchísimo dinero.

Seguro que alguna vez has oído: “voy a dejar a comprar en la frutería, que venden la fruta a precio de oro, no como en el Me******na” o “yo ya lo compro todo por Am**on, que la tienda del barrio es carísima”.

Por supuesto, nosotras, como muchas de las pequeñas tiendas a las que proveemos o en las que compramos en nuestro día a día, hacemos descuentos u ofertas de vez en cuando:

  • Porque necesitamos dar salida a productos en stock.
  • Porque queremos que nuestras clientas prueben una novedad.
  • Porque tenemos algo que celebrar.
  • Etc.

Pero generalmente son descuentos con un margen bajo, que nos podemos permitir.

Por eso, los pequeños comercios (online y offline) libran una batalla perdida de antemano en el Black Friday, al competir con los precios y los márgenes de empresas que pueden abaratar el producto final, porque las consecuencias no las pagan ellas.

Qué puedes hacer tú: este Black Friday cierra tu pequeño comercio, comparte y/o no compres

Por todas estas razones, este Black Friday te pedimos que:

  1. Si eres una pequeña tienda online u offline, únete a nosotras y cierra como modo de protesta.

  2. Si eres una persona que consume, te pedimos que reflexiones acerca de lo que te hemos contado, que lo compartas con otras personas (en tus redes sociales o enviándolo por email o whatsapp)… y que no compres este Black Friday, sino que inviertas en lo que necesites en pequeñas tiendas cualquier otro día.

El pequeño comercio (online y offline) te lo agradecerá.

P.D. Nos encantará saber qué piensas tú acerca de todo esto. ¿Nos dejas un comentario contándonos tu opinión?

26 opiniones en “EL BLACK FRIDAY EMPOBRECE AL PEQUEÑO COMERCIO ONLINE Y OFFLINE: REBÉLATE Y CIERRA/NO COMPRES”

  1. Muy de acuerdo, difundamos el mensaje anti black Friday. Por la defensa del pequeño comercio y un consumo responsable

  2. Gracias por plantear una alternativa. Lo que más valoro del post es la invitación a reflexionar, creo que convertirnos en personas (no sólo consumidores/as) más conscientes mejora nuestras decisiones, nuestra vida.

  3. Totalmente de acuerdo. Estamos inmersos en una sociedad en la que el consumo excesivo se ha convertido en lo habitual.

  4. Me parece una buena propuesta, desde que abrimos también en 2019 no hemos hecho campaña de BF.. Pero para apoyar al comercio offline, sería ideal que la tiendas online reemitieran al consumidor a su tienda física más cercana cuando va a comprar un producto o al menos se comprometieran a ofrecer el mismo precio que en comercio físico. Soy propietaria de una tienda pequeña y en ocasiones me ofrecen un producto, lo incluyo en mi tienda, lo promociono en redes y luego quizás el cliente lo compre online a mi mismo proveedor…también eso hace mucho daño.

  5. Me parece una propuesta muy valiente y acertada. Como consumidora no compraré nada ese día y seguiré comprando siempre que pueda en comercios de barrio y/o de mi ciudad.

  6. A mi personalmente iniciativas radiacales como esta no me parecen bien. En primer lugar, aquellos que consumimos de forma responsable y promovemos el cuidado por el medio ambiente, lo seguiremos haceindo igual independiente de black Friday o ciber Monday ya que los productos que suelo comprar no los encuentro en estos eventos ni en mayoria de tiendas online. Por otro lado, no veo el problema en el ahorro que promociona el black friday ya que la mayoria de las personas que lo usa (que yo conozca claro), sean o no consumidores responsables, lo hacen para ahorrar algo de dinero en regalos de navidad (que si o si van a comprar). Por tanto, en mi opinión, aunque entiendo y empatizo con vuestro punto de vista, no estoy de acuerdo.

  7. Totalmente de acuerdo. Ahora, precisamente, estoy leyendo el libro de Brenda Chávez, «Tu consumo puede cambiar el mundo». Es importante saber qué hay detrás de estas grandes campañas de compras masivas y lo perjudiciales que pueden llegar a ser, gracias a vuestro post, he leído un buen resumen.
    Hace poco que os conozco, pero me gusta vuestra filosofía de vida. Gracias!

  8. Es totalmente absurdo que sigamos los dictados de la sociedad estadounidense con los ojos cerrados. Halloween, Black Friday y todo lo que suponga vender y vender! Me niego, es una necesidad impuesta. Y, al menos en España, no se trata de adelantar las compras de Navidad (también corrompidas por el consumismo): hay Black Friday hasta en las fruterías.

  9. ¡Magnífico post! Gracias por poner por escrito y tan bien argumentado lo que muchos de nosotros intentamos hacer ver a familiares y amigos pero que nadie quiere escuchar. A ver si así abren un poco los ojos. Gracias, lo comparto fijo! .

  10. Estoy de acuerdo con los conceptos que exponéis. No participaré en el Black Friday. Opto por los distintos colores y el valor que el comercio local da al barrio cada día

  11. Me parece una iniciativa digna de que todos los comercios realicen. La verdad es que creo que nunca ha comprado nada en unas fechas así pero ahora sí que NO. Muchas gracias por ser como sois.

  12. Pues yo creo que la clave está en reflexionar «un poco» antes de comprar, en cualquier momento del año, no dejarse llevar por «promociones» y «si es que por este dinero como no me lo voy a llevar». Como decís, no es un ahorro si no es algo que no necesitas.
    Desgraciadamente, la mayoría de la gente (y lo digo trabajando de cara al público) le importa tirando a poco todo esto, es un poco la cultura individualista y egoísta…para mí, YA, yo primero…

    EL resto, somos la resistencia!!!!
    Feliz jueves

  13. Necesitamos reflexionar un poco sobre nuestras acciones ya que tienen consecuencias sobre nuestro entorno y en los demás. Si lo hiciéramos así todo iría mucho mejor y reduciríamos el consumismo y las acciones poco responsables.

  14. Estoy totalmente de acuerdo por la sensatez y el consumo responsable. Ni siquiera entro en los grandes centros comerciales cuando abren en festivos para el aumento del consumo.
    Todo mi apoyo

  15. Yo ya estaba boicoteando como consumidor el black friday de los co**nes y me alegro muchísimo de ver que no soy el único, y es que solo de pensar en la huella de carbono generada por compras innecesarias como las de estos días estoy que me subo por las paredes. En fin, paciencia y enhorabuena por la iniciativa. Espero que más comerciantes se os unan. De mí tengo claro que no van a sacar ni un euro esta pandilla de buitres que están acabando con todo.

  16. Completamente de acuerdo.
    Poco a poco tenemos que ir pensando como actuamos y obrar en consecuencia.

  17. Hola! Gracias por vuestras opiniones. Llevo pendiente de lo que consumo en cuanto a materias primas, procedencia y puntos de venta desde hace tiempo pero siempre se puede hacer algo más. Me pienso mucho lo que necesito y lo que regalo, de este día puedo pasar sin problema.

  18. Hay que apostar por el reciclaje.
    Para que fabricar un vaso, con el gasto de energía y materias primas que implica, si te puedes tomar un cubata en un bote de mahonesa vacío.

  19. Estoy totalmente de acuerdo con lo que habeis explicado,
    Nos quieren manipular y llevarnos al consumismo, cuando ellos deciden, donde ellos deciden.
    El comercio del barrio, artesanos, y propuestas como la vuestra , de consumo sostenible, de fabricacion nacional…. Y en definitiva las empresas online y offline, y todos nosotr@s, y el planeta estamos en peligro de extincion, Asi que yo lo tengo claro, solo lo que nos hace falta y cuando nos haga falta, Tomemos conciencia, y apoyemos al comercio pequeño y justo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *