NUESTROS TRUCOS NINJA PARA CONVENCER A LAS PERSONAS DE TU ENTORNO DE QUE REDUZCAN SU PLÁSTICO

Si hay algo que nos une a todas las personas que intentamos vivir sin plástico es que no siempre hemos vivido así.

Antes de descubrir el residuo cero, tú (como nosotras) llegabas a casa con decenas de envases, bolsas del supermercado, alimentos en bandejas dentro de films o varios litros de botellas de agua.

Hasta que algo en ti hizo clic. Y ahora que conoces el impacto del plástico en tu salud y el planeta sabes que no puedes volver atrás.

Todas hemos pasado por un proceso hasta llegar hasta donde estamos. Pero, a veces, puede ser frustrante que las personas que te rodean y que no han transitado ese camino, no entiendan la importancia de reducir el plástico para proteger su salud y cuidar del medio ambiente.

De hecho, esta es una de las cuestiones que más entristecen o desilusionan a quienes quieren vivir con menos plástico.

Por eso te hemos preparado este post con varios consejos (basados en nuestra propia experiencia) para animar a tu entorno a reducir este material.

Pero antes… fíjate el bombazo que estamos preparando este mes:

Reto gratuito “Julio sin plástico”

Comienza a reducir tu plástico paso a paso y de manera sencilla con nuestro reto gratuito vía email.

Y ahora sí: cómo convencer a las personas de tu entorno para que reduzcan su plástico

 

  1. Lidera con el ejemplo:

Quizá tu suegra te mira como si fueras extraterrestre cuando sacas tus bolsas de tela para pesar en el supermercado o algunas madres o padres del parque se siguen sorprendiendo al ver el envoltorio de cera de abeja con la merienda de tu peque.

Sigue liderando con el ejemplo. Poco a poco esas personas irán normalizando el residuo cero e incluso empezarán a interesarse por ello.

  1. Comparte con tu entorno los pasos más sencillos para empezar:

Generalmente cambiar un producto con plástico por su alternativa sin residuos suele ser la mejor manera de empezar. ¿Por qué no compartes con quienes te rodean algunas de estas alternativas?

Por ejemplo: utilizar bolsitas de gasa en vez de bolsas plásticas para pesar frutas y verduras, cambiar el jabón de manos envasado por una pastilla natural y sin plástico, utilizar botellas de acero en vez de botellas de agua de usar y tirar…

  1. Habla de los beneficios:

Las personas que no están tan concienciadas con el medio ambiente o la salud sienten que no tienen motivación para pasarse al residuo cero. Pero, a veces esa motivación puede surgir de los beneficios más inesperados.

Una de nosotras convenció a su familia de utilizar recipientes para ir a comprar el pescado argumentando que así no tendrían que aguantar el olor del papel de envolver en la basura y podrían meter la compra directamente en el frigorífico.

Tú conoces a tu entorno y sabes qué les gusta y qué les molesta, ¿por qué no les muestras los beneficios de dejar el plástico desde ahí?

  1. Derriba el término “perfección”:

Una vida sostenible en una sociedad que vive como si los recursos del planeta fueran ilimitados no puede ser 100% perfecta. Por eso, cuando alguien de tu entorno te acuse de incoherencias por no llevar una vida residuo cero en todas tus facetas, explícale que eso es prácticamente imposible y que lo importante es dar pasos hacia delante. ¿Quién te dice que esa persona no cambiará su opinión?

Por cierto, también puedes recomendar la lectura de nuestra serie “Hogares reales sin plástico”, para que vea que compruebe que la perfección en el residuo cero no existe :).

  1. Recibe las suspicacias con asertividad:

Relacionado con el punto anterior, no vas a ganar a nadie para la causa poniéndote a la defensiva cuando tu cuñado vuelva a repetirte que el residuo cero es de gente rica/gente con mucho tiempo libre/hippies y que no tiene ningún impacto real en el planeta.

Seamos sinceras, probablemente tu cuñado nunca se plantee dejar el plástico, pero puede que tu hermana, tu hermano, tus sobris o cualquiera que esté escuchando vuestra conversación sí lo haga. Así que ante comentarios así, te recomendamos sonreír y explicar con educación y datos por qué eso no es así.

  1. Informa sin moralinas:

Nadie quiere tener a alguien que solo habla de lo mal que lo estás haciendo utilizando tanto plástico. Y es que a nadie nos gusta que nos den un sermón.

Así que informa con datos y hablando de tu propia experiencia cuando salga el tema o cuando alguien te pregunte. Y si ves que esa persona está interesada, puedes recomendarle fuentes de información fiables (como este blog o cualquiera de estos libros) y pasar al siguiente paso…

  1. Ofrécete como acompañante en el proceso:

Quizá algunas personas de tu entorno no se atreven a probar un champú sólido porque se sienten perdidas y no saben cuál escoger: ¿por qué no les guías o les ayudas a buscar una tienda adecuada donde puedan aconsejarles (por cierto, a nosotras nos puedes consultar cualquier duda sobre productos aquí)? O a lo mejor no se fían de la eficacia de los estropajos vegetales o los cepillos de madera para fregar: ¿qué tal si les regalas uno y les enseñas cómo utilizarlo?

Si estás ahí, ayudándoles a tomar decisiones, esas personas se sentirán más seguras en su camino al residuo cero.

  1. Anima a esa persona a apuntarse a nuestro reto “Julio sin plástico”:

Este Julio sin plástico hemos creado un reto para que las personas que quieren vivir sin plástico conozcan nuestros trucos y consejos para empezar de manera fácil y sencilla.

Si quieres apuntarte (o enviárselo a alguien de tu entorno para que se una), solo tienes que unirte aquí y durante este mes dos veces a la semana te enviaremos nuestros mejores consejos para que consigas paso a paso una vida sin plástico.

Únete al reto gratuito “Julio sin plástico”

Y aprende a reducir tu plástico paso a paso este mes.


«Hemos sido añadidas en este blog de Twinkl como parte de su campaña del reto de julio sin plástico – “Free Plastic July” – leer más aquí” 

4 opiniones en “NUESTROS TRUCOS NINJA PARA CONVENCER A LAS PERSONAS DE TU ENTORNO DE QUE REDUZCAN SU PLÁSTICO”

  1. Aun así mucha gente lo ve como una moda o un hobby y es complicado convencer, con tanto escéptico como hay hoy en día con cualquier tema…

    Gracias por el aporte!

Responder a Sinplástico Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *