¿REBAJAS? NO, GRACIAS. ASÍ TE ASEGURAMOS PRECIOS JUSTOS TODO EL AÑO

Este enero, como todos los años, en Sinplástico hemos decidido no hacer rebajas.

¿La razón? Para empezar, ya sabes que no somos muy fans de las fechas que incitan al consumismo. Pero, además, creemos que las rebajas restan valor a los productos que vendemos en nuestra tienda.

Y es que, puede que este enero te encuentres con artículos residuo cero con grandes descuentos y pienses: “¿por qué no?”. Al fin y al cabo, a nadie nos llueve dinero y de vez en cuando viene bien una ayuda.

Sin embargo, antes de que lo hagas, nos gustaría que leyeras este post, en el que compartimos contigo:

  1. Los costes que hay detrás de nuestros precios.

  1. Cómo te aseguramos un precio justo todo el año.

Precios justos para productos justos

Detrás de cada uno de los productos de Sinplástico hay esfuerzo, cuidado e inversión.

Por eso, queremos explicarte el coste de cada eslabón de nuestra cadena de suministros.

Fíjate:

1. Materias primas:

Las materias primas con las que se fabrican los productos Sinplástico son de una calidad intachable.

Nuestros productos reutilizables están elaborados con acero inoxidable de alta calidad, silicona médica (proveniente del sílice, no del petróleo), caucho natural, madera de plantaciones sostenibles o algodón orgánico.

Mientras que los productos de cosmética e higiene contienen aceites vegetales prensados en frío, ceras naturales o aromas no sintéticos provenientes de plantas.

Debido a su calidad, estas materias primas tienen un coste más elevado en el mercado, lo que se refleja en su precio final.

2. Fabricación:

Las marcas fabricantes de nuestros productos son ejemplos de producción justa y responsable.

Por eso tienen que hacer frente a costes que otras empresas con menos escrúpulos no contemplan: salarios justos, espacios de trabajo seguros, inversiones y certificaciones en sostenibilidad, etc.

3. Transporte:

El transporte desde la fábrica hasta el almacén de Sinplástico también es responsable.

Solo hacemos pedidos a las fábricas cuando podemos llenar palés de productos o, si están lejos (como las pocas fábricas con las que operamos en China), cuando ellas mismas fletan contenedores.

Así, reducimos nuestra huella de carbono.

4. Sinplástico:

Nuestra pequeña tienda online es una cooperativa social bilbaína de la que formamos parte un equipo fijo de ocho personas y un puñado de colaboradoras fieles.

Eso significa que, como cualquier empresa, tenemos que hacer frente a gastos todos los meses: el alquiler de nuestro almacén, los costes de seguridad social, los salarios, el pago de impuestos, los equipos y programas informáticos que utilizamos, el mantenimiento de nuestra página web, blog y redes sociales, etc.

Además, para ser una tienda coherente y realmente ecológica hacemos algo que parece que se está quedando anticuado en las tiendas online.

A diferencia de Amazon o de las famosas “tiendas sin stock” en las que haces un pedido de 10 productos y te llegan 10 paquetes de 10 lugares diferentes (lo que les permite ahorrarse sueldos, alquiler de almacén e inversión en producto), en Sinplástico invertimos en nuestro propio stock.

Y eso representa una inversión de decenas de miles de euros en productos residuo cero siempre disponibles en nuestro almacén.

Hacerlo nos permite mantener puestos de trabajo, evitar la excesiva presión a fabricantes y mensajería, y enviar todos los productos en un solo paquete, ahorrando viajes y reduciendo nuestra huella de carbono.

Cómo rebajamos costes para ofrecerte un precio justo todo el año

Ahora que conoces la calidad y el cuidado social y medioambiental que hay detrás de cada producto que compras en Sinplástico, queremos explicarte cómo rebajamos costes para ofrecerte un precio justo todo el año, y sin que las personas que forman parte de nuestra cadena de suministro sufran las consecuencias:

1. Fabricamos nuestros propios productos:

Desde nuestros inicios hemos invertido en la fabricación de productos propios de algodón orgánico, elaborados en talleres textiles españoles: bolsas de gasa o de red para comprar a granel, bolsas para elaborar bebidas vegetales, bolsas de pan, toallitas desmaquillantes, toallitas reutilizables para el cambio del bebé, discos de lactancia, e incluso coleteros o compresas de tela.

Fabricando nuestros propios productos logramos optimizar márgenes, mientras te ofrecemos artículos de una calidad excelente (si las cuidas, nuestras bolsas te durarán décadas) y elaborados de manera sostenible y justa.

2. Compramos directamente al fabricante, sin intermediarios:

La mayoría de nuestros productos se piden directamente al fabricante, sin intermediarios. Eso nos permite:

  • Reducir los costes: puesto que reduciendo el número de actores entre el fabricante y nosotras reducimos los costes de distribución.

  • Conocer los materiales y las condiciones de trabajo en las que se han producido nuestros artículos.

  • Poder asegurarte sin lugar a dudas la procedencia del producto que estás comprando.

3. Hacemos pequeños descuentos cuando podemos permitírnoslo:

Ni nos gustan las rebajas, ni el Black Friday ni el consumismo. Pero sí nos gusta ponértelo fácil.

Cada pocas compras te mandamos códigos de descuento para agradecerte tu fidelidad y tu confianza.

Y también, de vez en cuando (si hay una novedad, queremos hacerte un regalo o hay mucho stock de un producto), te ofrecemos pequeños descuentos.

Spoiler: si no quieres perdértelos, te recomendamos que te unas a nuestra newsletter bimensual aquí abajo.

El precio justo todo el año: nuestra manera de ser coherentes

Esperamos que este post te haya ayudado a entender todo lo que hay detrás de un producto ético y por qué en Sinplástico optamos por mantener un precio justo todo el año en vez de hacer rebajas.

Simplemente, nos parece lo más coherente.

Si tú también estás de acuerdo y en algún momento necesitas cualquiera de nuestros productos para una vida sin plástico, te esperamos en nuestra tienda.


14 opiniones en “¿REBAJAS? NO, GRACIAS. ASÍ TE ASEGURAMOS PRECIOS JUSTOS TODO EL AÑO”

  1. Un post muy interesante y muy coherente con una filosofía de vida que ama la naturaleza y a las personas. Gracias por vuestro trabajo.

  2. Me ha encantado la explicación y os apoyo y animo a seguir con este proyecto solidario, sostenible , ecológico. Gracias por invertir vuestro tiempo y dinero en hacer un mundo mas justo. Eskerrik asko

    1. Mila esker,para nosotras representa un gran apoyo ver que se valoran nuestros esfuerzos y nuestra filosofia.

  3. Bravo!!!! Os apoyo en que no hagan descuentos/ rebajas de Enero! El sistema de rebajas promueve el consumo irracional, inconsciente e innecesario! Esta «no-acción» es una medida poderosa que invita a las personas a cuestionarse cómo estamos viviendo y como las grandes corporaciones como Amazon, E-bay, Ali-express, etc.. animan a que las personas sean cómplices de la destrucción de la madre Tierra y, por tanto, de nosotros mismos que somos partes de ella. Aunque muchos no sean consciente, la Tierra, la naturaleza y todos los seres vivos formamos un gran ecosistema. Enhorabuena!

    1. Muchas gracias por tu comentario y por tus palabras. Tu apoyo tiene mucho valor para nosotras y nos anima a seguir por este camino.

  4. Tenéis todo mi apoyo ya que vuestra filosofía es la mía. Pienso que así deberían ser las cosas y en coherencia con ello intento inculcar estos valores a mi alrededor: en mi familia y a mis alumnos.
    Un cordial saludo y mucho ánimo.

    1. Muchas gracias por leernos, por tu comentario y por tu apoyo. Significa mucho para nosotras 🙂

  5. Yo cuando empecé a pensar un poquito en cómo compraba y por qué, y empecé a no guiarme por el mero criterio de “mejor compra posible=más barato posible” dejé de comprar en grandes superficies y cadenas. Al pasar a comprar en comercio local todo lo que pudiera me di cuenta también de que no era justo que esperara a las rebajas para hacer mis compras, ya que esas pequeñas empresas no podrían sostenerse si toda la clientela hacíamos eso siempre. En resumen: compro sólo si lo necesito y de temporada. ¿Más caro? Sí, pero también al comprar menos y sólo cuando es necesario una compra puntual no tiene tanto impacto en mi economía, en realidad.
    Sí se nota más en la compra de alimentación porque es un gasto frecuente, pero en las grandes superficies también tendía a comprar en mayor cantidad aprovechando determinadas ofertas, de modo que también acababa tirando productos sin consumirlos – un horror.

    Desde luego el cambio de hábitos no estaba motivado por lo económico, ni mucho menos, pero al argumento que me suelen dar de que comprar sostenible es de algo caro que no todo el mundo se puede permitir respondo desde mi experiencia: no teniendo una situación económica precaria, el precio más elevado que supone comprar productos sostenibles se suele compensar por el hecho de dejar de comprar de forma irreflexiva y en una cantidad innecesaria.

    En este proceso Sinplástico se ha convertido en uno de mis comercios de referencia. ¡Enhorabuena por vuestro trabajo!

    1. Hola, muchas gracias por compartir tu (muy interesante) reflexión, por tus palabras y por leernos. nos encanta ser parte de tu vida 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *